dinero (horizontal-x3)
Ezpertos de Grecia e Islandia recalcaron la importancia de la auditoría previa a una reestructuración de la deuda pública. (Archivo / Bloomberg)
Auditar la deuda pública es lo primero que debe hacerse antes de buscar cualquier mecanismo para reestructurar o negociar un proceso de pago, advirtió hoy, jueves, Bodo Ellmers, miembro de la Red Europea de Deuda y Desarrollo, quien participó en un foro sobre la crisis fiscal de Puerto Rico.
Ellmers, oriundo de Grecia, cuya precaria situación fiscal ha sido comparada reiteradamente con la de Puerto Rico, coincidió con el parlamentarista de Islandia, Ögmundur Jonásson, al recalcar la importancia de la auditoría previa a una reestructuración.
Jonásson también formó parte de los conferenciantes invitados al foro “Deuda pública, un problema global: Experiencias internacionales y la situación de Puerto Rico”, efectuado en un hotel de Isla Verde.
Al igual que Grecia y Puerto Rico, Islandia también enfrentó una situación de quiebra e impago, contó Jonásson en conferencia de prensa efectuada al cierre del evento. 
Ellmers, mientras, sostuvo que Puerto Rico debe aprender de los errores de Grecia para resolver su crisis fiscal. Expuso que su país comenzó a atender la quiebra sin realizar una auditoría y sin cumplir con las posiciones expresadas por el pueblo mediante referéndum. El resultado ha sido que llevan seis años en quiebra, mientras la deuda pública y el desempleo no disminuyen, lamentó.
“Estoy aquí para reportar la experiencia que hemos tenido con la crisis fiscal en Grecia. Desafortunadamente, no son buenas experiencias…Llevamos seis años en quiebra y todavía estamos buscando una solución”, argumentó.
A juicio de Ellmers, el problema es que el gobierno griego siguió las recomendaciones de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, sin atender los derechos y las necesidades del pueblo.
“El efecto es que ahora la deuda es más alta que antes. Perdimos el 35% de la capacidad económica, 2,015 de las empresas pequeñas y medianas se han ido a la bancarrota, el desempleo aumentó de 7% a 37% y ahora la mayoría de la población está inactiva y los jóvenes han migrado, igual que pasa en Puerto Rico”, aseguró.
En Islandia, en cambio, Jonásson indicó que la recuperación se ha alcanzado porque se auditó la deuda y el gobierno escuchó al pueblo cuando se le pidió que no siguieran las exigencias de los gobiernos de Holanda y Gran Bretaña para que se continuara pagando la deuda a cambio de más impuestos para la población.
“Podemos cumplir con las obligaciones, pero no con todos los costos. Así que mi consejo es que podemos analizar la deuda y cuestionar la legalidad, la moral y la ética”, indicó.
El líder sindical Roberto Pagán, por su parte, indicó que otro ejemplo a seguir es Ecuador, que cayó en el impago, reestructuró la deuda, pero pudo reestablecer su crédito.
“Insistimos en la necesidad de la auditoría para poder enfrentar lo que viene”, recalcó Pagán, quien lamentó que aquí la comisión creada por ley para auditar la deuda pública y evaluar el proceso de renegociación con los acreedores no ha podido comenzar su trabajo porque el gobierno no le ha asignado fondos.
“Necesitamos que se nos asigne dinero para poder trabajar… Lo que se ha solicitado es un presupuesto de $5.6 millones para un equipo de 15 expertos”, sostuvo Pagán al recordar que el organismo se creó hace siete meses, pero no han podido adelantar su encomienda.