Lornna Soto Villanueva (semisquare-x3)
La Alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto Villanueva, obtuvo una orden de protección a su favor y de sus hijas. (Archivo / GFR Media)
La Alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto Villanueva, obtuvo hoy una orden de protección a su favor y de sus hijas, emitida por el juez Wilfredo Viera García, del Tribunal de Río Grande, por acecho en su contra.
La orden del tribunal identifica a la persona como José Abdiel Cruz Jiménez y cita tres lugares de acecho entre noviembre y marzo.
Uno de los lugares es en el hogar de Soto Villanueva, otro cerca de la casa alcaldía, en el lugar de empleo y área de ejercicio, según la orden que emitió el Tribunal.
El juez Wilfredo Viera García, del Tribunal de Río Grande, emitió una orden contra José Abdiel Cruz Jiménez para que no vuelva a acercarse a la familia de Lornna Soto. (Suministrada)
El juez Wilfredo Viera García, del Tribunal de Río Grande, emitió una orden contra José Abdiel Cruz Jiménez para que no vuelva a acercarse a la familia de Lornna Soto. (Suministrada)
Una persona vinculada a la familia de Soto Villanueva dijo que ella y sus hijas “han sido víctimas de acecho por un periodista fatulo” residente en Canóvanas.
“La Orden de Protección  validó que la familia Soto Villanueva fue víctima de acecho ya que consistentemente e intencionalmente el individuo Cruz Jiménez cometió actos de conductas de amenazas corporal, persecución y hostigamiento dirigido a atemorizar a la familia y hacer daños.  Este individuo se disfrazaba de periodista para burlar la seguridad de la urbanización donde residen las perjudicadas y otras áreas comunes visitadas por la familia para cometer sus actos de acecho consistentemente en contra de las menores y la alcaldesa Lornna Soto”, dijo la fuente.
Por su parte, Soto Villanueva dijo que “es muy lamentable esta situación. Pero como madre soltera y en protección a mis hijas no he tenido más remedio que acudir al Tribunal en auxilio para pedir esta orden de protección para mi Familia. Yo soy la política, mis hijas no y todo tiene un límite”, dijo la alcaldesa de Canóvanas.