(horizontal-x3)
Uno de los comentarios especiales del informe es sobre la convicción a nivel federal del ex alcalde Eduard Rivera Correa, quien fue arrestado el 10 de julio de 2014 por soborno, intento de extorsión y obstrucción a la justicia. (Archivo / GFR Media)
Déficits presupuestarios, sobregiros, obras sin utilidad, cotizaciones falsas, entre otros, fueron los señalamientos hechos por la Oficina del Contralor en el municipio de Río Grande bajo las incumbencias del convicto exalcalde Eduard Rivera Correa y el actual ejecutivo municipal, Ángel "Bori" González, según se reseña en un informe hecho público este lunes.
En la auditoría realizada por la Oficina del Contralor del 1 de enero de 2011 al 30 de junio de 2015 se destaca que el Municipio incurrió en déficits operacionales de $4.2 millones, sobregiros por $824,000 del 2011 al 2014, y de $1.9 millones al 31 de marzo de 2015, entre otros hallazgos.
El informe destacó que un funcionario municipal que respondía a Rivera Correa solicitaba, recibía, evaluaba y recomendaba cotizaciones sometidas sin estar autorizado para realizar dichas tareas, y entre 2011 y 2014, obtuvo 15 cotizaciones falsas que derivaron en $256,000 en contratos. Uno de estos fue de $31,600 para mejoras al sistema eléctrico del estadio Ovidio de Jesús.
Según la auditoría, se fraccionó en tres contratos una obra de pavimentación para obviar el requisito de subasta pública. El proyecto tenía un costo de $204,501. Además, el Municipio obtuvo un préstamo de $6.9 millones al Banco Gubernamental de Fomento para el pago de deudas a entidades gubernamentales y privadas. Señaló también que se emitió una multa de $45,010 contra el Municipio por violación a la Ley de Aguas Limpias. Como parte del informe distribuido a la prensa se anejaron fotos de un edificio que se adquirió y butacas de una pista de atletismo que no se utilizaron y que entre todo costaron $915,464.
Entre los hallazgos resalta que la Unidad de Auditoría Interna no efectuó auditorías periódicas sobre el funcionamiento del Sistema Uniforme de Contabilidad Mecanizado y el Municipio no mantenía un registro actualizado de sus bienes inmuebles. Tampoco cobraron patentes municipales a contratistas que realizaron obras en el Municipio, y Rivera Correa autorizó una transferencia de crédito durante el periodo eleccionario para aumentar los gastos operacionales, contrario a la ley.
Uno de los comentarios especiales del informe es sobre la convicción a nivel federal de Rivera Correa, quien fue arrestado el 10 de julio de 2014 por soborno, intento de extorsión y obstrucción a la justicia, cargos por los que se declaró culpable el 24 de octubre de ese año. El 25 de febrero de 2015, fue sentenciado a cinco años y cuatro meses de prisión, además de pagar una multa de $39,000.
Otros comentarios destacan que al 30 de junio de 2015, tenían pendientes de resolución por los tribunales 26 demandas civiles por un total de $17.2 millones.
González es el alcalde de Río Grande desde septiembre de 2014.