conferencia de prensa (horizontal-x3)
La actividad cuenta con el apoyo del Departamento de Recreación y Deportes (DRD), la Oficina de la Primera Dama y el Departamento de Salud, entre otros. (Alex Figueroa Cancel)
Unas 40 organizaciones se unirán por primera vez en Puerto Rico en una marcha multisectorial en celebración del Día Mundial de la Actividad Física el próximo 6 de abril.
Los organizadores esperan que el evento, reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras originarse en Brasil como “Agita Mundo” ayude a enfrentar el problema del sedentarismo en Puerto Rico.
La actividad en la Isla llevará el lema “Niñez activa, adultez saludable” y estará encabezada por el Departamento de Salud, el Departamento de Recreación y Deportes (DRD), el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) y la Oficina de la Primera Dama.
De esta manera, la Isla se inserta en el movimiento internacional que ya conformaban 169 países, explicó Ángel Pérez, director de la Red de Actividad Física de Puerto Rico (RAFA-PUR).
“Este movimiento tiene el fin de estimular y fomentar la actividad física en los países de toda América Latina”, indicó Pérez.
La marcha saldrá del parque Luis Muñoz Rivera en Puerta de Tierra a las 9:00 a.m. Llegará hasta el Capitolio y regresará al mismo parque, donde habrá una actividad de cierre en el Pabellón de la Paz. Además, habrá otras actividades durante toda esa semana.
La doctora Madeline Reyes García, secretaria auxiliar de la Secretaría para la Promoción de la Salud en el Departamento de Salud, indicó que eventos como los que se desarrollarán durante la próxima semana son necesarios para ayudar a enfrentar el alto nivel de obesidad en la población de Puerto Rico.
Reyes García señaló que en la Isla se mantiene una prevalencia del 67% de obesidad en la población general, según la encuesta Behavior Risk Factors Surveillance System.
“Se debe a lo mismo que pasa a nivel mundial: Estilos de vida. Nos comemos y bebemos el mundo”, sostuvo Reyes García. “No hacemos actividad física, porque uno suda y se siente incómodo, mientras comemos y fumamos sin control”.
“Ese es el mensaje que tenemos que llevar, pero los cambios en comportamiento no se logran de un día para otro. Va a ser bien difícil que en esta generación veamos esos cambios”, agregó. “Pero somos responsables de lo que les pasamos a esas generaciones”.
Por su parte, el secretario del DRD, Ramón Orta, señaló que el principal problema se encuentra en que “el sedentarismo es uno de los elementos que más usa el puertorriqueño para recrearse en la vida cotidiana”.
“Como gobierno o sector privado tenemos que presentar alternativas para atender el sedentarismo con actividad física”, sostuvo.
En el caso de los menores de edad, Reyes García dijo que el Departamento de Salud busca actualizar las estadísticas, pero pudo afirmar que su personal ha observado tendencias preocupantes relacionadas a estimados de que un tercio de los niños en la Isla están sobrepeso o sufren de obesidad.
“Debido a eso, estamos viendo unos problemas que antes no veíamos en los niños, como la diabetes, la presión y el colesterol alto”, señaló Reyes García.
Mientras, el presidente de la Asociación de Educación Física de Puerto Rico, William Sanders, urgió a que el Departamento de Educación cumpla con el requisito de ley de que en todas las escuelas haya al menos un maestro de educación física por cada 250 niños. 
Además, respalda una resolución concurrente en la Legislatura que propone enmendar la Constitución de Puerto Rico para que se eleve a rango constitucional el derecho a la educación física. También propone que todos los alumnos del sistema público de enseñanza reciban educación física cinco días a la semana.