Congreso de Estados Unidos (horizontal-x3)
El proyecto será estudiado mañana en una audiencia en el Congreso de Estados Unidos. (Archivo / GFR Media)
WASHINGTON - La jefatura del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes presentó esta tarde el proyecto de ley que buscar atender la crisis financiera de Puerto Rico con la creación de una junta federal que controlará las decisiones fiscales últimas del gobierno de la Isla y facilitará posibles procesos de reestructuración de deuda. 
En términos generales, la legislación mantiene propuestas hechas anteriormente para que la el gobernador y la Legislatura necesiten el visto bueno de una junta de siete miembros nombrados por el presidente de EE.UU. para aprobar el plan fiscal y el presupuesto.
La junta tendría además el poder para requerir cambios a cualquier ley que consideren no cumple con los planes fiscales aprobados.
La legislación mantiene el lenguaje que permitiría la implantación de una moratoria en el cobro de deudas del gobierno de Puerto Rico, pero reduce su duración de 18 meses hasta el 15 de febrero de 2017.
El proyecto de ley, que será estudiado mañana en una audiencia y lleva el número 4900, mantiene abierta la posibilidad de procesos dirigidos a reestructurar la deuda pública, aunque el lenguaje ha cambiado significativamente.
Tras la audiencia de mañana, el Comité de Recursos Naturales prevé iniciar una sesión de votación a las 5:00 p.m. del mismo miércoles. 
Pero, el miércoles la sesión de votación probablemente se limite a la presentación de las declaraciones iniciales de los miembros del Comité. Los planes del comité son que la votación formal tenga lugar el miércoles.
La legislación presentada hoy aumenta de cinco a siete los miembros con derecho al voto en la junta. El octavo miembro es el gobernador o su representante, pero sin derecho al voto.
Los siete miembros de la junta federal serán designados por el Presidente estadounidense.
Dos de los miembros de la junta serán seleccionados  por el presidente de la Cámara federal (incluyendo al menos un residente de Puerto Rico). Otros dos saldrán de un listado sugerido por el líder de la mayoría del Senado federal.   Es decir, por lo menos cuatro serán propuestos por republicanos, si la legislación se aprueba este año.
Los otros tres miembros serían sugeridos por demócratas, ya que uno saldría del listado de la líder de la minoría cameral, otro de los que proponga el líder de la minoría del Senado y el séptimo lo designaría directamente el presidente de EE.UU., sin consultar a nadie.