dinero (horizontal-x3)
El grupo favorece los procesos de reorganización o rehabilitación en vez de limitarse al escenario de liquidación que contempla la ley actualmente. (Archivo GFR Media)
El G25, grupo representativo del movimiento cooperativo que aboga por una solución justa y solidaria a la crisis fiscal, emplazó hoy al liderato del Partido Popular Democrático (PPD) para que enmiende la nueva ley para la moratoria a pagos de la deuda del gobierno, que firmó hoy el gobernador, e incluya medidas propuestas por el sector que persiguen proteger el sistema financiero.
“El portavoz de la mayoría popular (Rafael “Tatito” Hernández) ha dicho que la prisa de aprobar el proyecto anoche fue para proteger al Banco Gubernamental de Fomento de un inminente ‘default’. Emplazamos a Hernández, así como a su líder político, David Bernier, a que demuestren que apoyan el proyecto económico sobre la base que se fundó el Partido Popular: la economía solidaria del cooperativismo”, señaló el presidente del Banco Cooperativo, Rubén Morales, en representación del grupo sobre la Ley de Moratoria de Emergencia y Rehabilitación Financiera de Puerto Rico
Morales consideró que la votación de la mayoría del PPD en contra de las enmiendas presentadas por la delegación del PNP, significó darle la espalda “al movimiento de sobre 1.2 millones de socios y depositantes”. 
“Es hora de subsanar ese error. Los instamos a enmendar el proyecto ya”, acotó Morales. 
El Proyecto del Senado 1591 dispone enmiendas a la Ley Orgánica del Banco Gubernamental de Fomento y modifica las normas y procesos de una posible sindicatura. 
El grupo está de acuerdo con las medidas que permiten procesos de reorganización o rehabilitación en vez de limitarse al escenario de liquidación que contempla la ley actualmente, pues consideran los cooperativistas que ese paso es consistente con las estrategias de aplazamiento de principal de la deuda pública y el mantenimiento de los servicios públicos esenciales. 
Sin embargo, las cooperativas plantearon que el BGF opera interconectado con otras entidades financieras.
“Para situaciones como esta, la legislación federal adoptada luego de la crisis financiera del 2008 define parámetros de política pública para el manejo de circunstancias como la que confronta el BGF. Con las enmiendas cooperativistas habría una ley más sólida, incluso validada por principios de legislación federal”, acotó Morales sobre los planteamientos presentados en reuniones con legisladores, representantes de Fortaleza y el BGF y con asesores del presidente de la Cámara, Jaime Perelló.