vista del BGF (horizontal-x3)
Acosta dijo que era falso que se fuera a privatizar el BGF. (Vanessa Serra Diaz)
La presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Melba Acosta Febo, indicó hoy que continúa en negociaciones con los distintos acreedores del agente fiscal para discutir y que en este momento, no se considera que la institución quede bajo una sindicatura.
También negó que el agente fiscal cierre operaciones o que la institución se vaya a privatizar al BGF.
“La información, además de incorrecta, es irresponsable con los empleados, ya que crea mucho desasosiego entre ellos y sus familias. La gerencia del banco se ha reunido con los empleados y les ha compartido que, ante la fragilidad de su liquidez, se están analizando todas las opciones disponibles”, dijo Acosta Febo.
Este viernes, el representante novoprogresista Georgie Navarro indicó en una estación radial que la administración de Alejandro García Padilla radicaría un proyecto de ley para cerrar el agente fiscal y que el viernes en la tarde, se citaría a los empleados del banco para explicarles dicho cierre.
“Este rumor es falso y también es falso que se vaya a privatizar al BGF. La información, además de incorrecta, es irresponsable con los empleados, ya que crea mucho desasosiego entre ellos y sus familias. La gerencia del banco se ha reunido con los empleados y les ha compartido que, ante la fragilidad de su liquidez, se están analizando todas las opciones disponibles”, dijo Acosta Febo en un parte de prensa.
“Las alternativas que se están evaluando buscan atender la situación frágil del banco de manera responsable y no conllevan el despido de empleados públicos”, agregó la funcionaria al subrayar que todavía no hay decisiones finales.
Acosta Febo subrayó que desde hace semanas, el BGF mantiene conversaciones con “un grupo considerable de nuestros acreedores” para la reestructuración de la deuda del agente fiscal, pero también reiteró que, “como se ha dicho en varios documentos que se han hecho públicos, el Gobierno considera ciertas acciones adicionales, como declarar una moratoria de pago temporera, de ser necesario, y enmiendas a la ley orgánica del BGF para atender esta situación”.
Hoy, El Nuevo Día reveló que entre las medidas cautelares del agente fiscal figura la transferencia de varias cuentas a bancos privados en la eventualidad de que el agente fiscal pueda quedar insolvente o se vea precisado a incumplir con sus acreedores.
El Nuevo Día reseñó que existían rumores acerca de un cierre, pero también citó a fuentes del BGF negando ese escenario.