(horizontal-x3)
El senador Ramón Luis Nieves adelantó que algunas de las enmiendas que incluirán tienen la intención de equiparar aún más el proceso que se propone en la AAA al que se legisló en la AEE. (Archivo / GFR Media)
El senador Ramón Luis Nieves, presidente de la Comisión de Asuntos Energéticos y Recursos de Agua del Senado, rechazó este lunes que la nueva ley que permite declarar una moratoria sobre las obligaciones del gobierno afecte de modo alguno el proyecto que busca revitalizar la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) mediante un nuevo mecanismo de financiamiento. 
Los miembros de la comisión legislativa se reunirán el lunes de la semana entrante para discutir las enmiendas que incluirán al Proyecto de la Cámara 2786 (P. de la C. 2786), y aprobar el informe que recomienda su aprobación. 
Contrario a lo que ha planteado el representante Rafael “Tatito” Hernández Montañez, quien es uno de los coautores de la pieza, Nieves entiende que la recién aprobada “Ley de Moratoria de Emergencia y Rehabilitación Financiera de Puerto Rico” (Ley 21-2016) no afectará el análisis sobre el mecanismo de titulación de activos (“securitization”) que se propone para la AAA.
“En cuanto a la ley se refiere, no afecta el análisis de la letra del proyecto. El punto al que va ‘Tatito’ es cómo se afecta el mercado porque recordemos que esta ley autoriza a hacer una transacción, otra cosa es cómo el mercado vaya a reaccionar cuando se vayan a hacer las ofertas, cuando se van a hacer las emisiones de bonos de esa corporación que se crea”, dijo a este medio el senador por San Juan. 
“A mi juicio, la Ley 21 no afecta el lenguaje del proyecto que estamos evaluando. Sería todo lo contrario, habría que ver cómo el proyecto de enmiendas técnicas baja de la Cámara. No sabemos”, añadió el legislador.
Tras la aprobación de la Ley 21, el representante Hernández Montañez presentó el viernes un proyecto de enmiendas para excluir de la posible declaración de moratoria las obligaciones garantizadas por la buena fe y el crédito del gobierno y aquellas garantizadas por la titulación de ciertas fuentes de recaudos a través de acuerdos de fideicomisos. 
Según el representante del Partido Popular Democrático (PPD), el nuevo estatuto, según aprobado, podría echar abajo el proceso de reestructuración que se impulsa en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el que se interesa promover en la AAA. 
Nieves, por su parte, adelantó este lunes que algunas de las enmiendas que incluirán tienen la intención de equiparar aún más el proceso que se propone en la AAA al que se legisló en la AEE, en específico en todo lo relacionado a la titulación de activos y a la prohibición del activismo político partidista en la corporación pública.
Además, como anticipó el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, incluirán lenguaje para establecer medidas de control operacional en la AAA. 
“Todavía estamos decidiendo cómo hacemos para poner unos controles porque, en el caso de la AEE, la fórmula de ‘securitizaton’ va a aprobación en la Comisión de Energía, y como no hay Comisión de Agua, tenemos que buscar un mecanismo de validación de esa fórmula de aseguramiento. Estamos decidiendo cómo va a ser ese mecanismo”, sostuvo.
“No vamos a darle meramente una autorización para que cojan prestado, y esos controles no existen en la AAA como sí existen, por la reforma energética, en la AEE”, abundó. 
Nieves y el senador Larry Seilhamer, portavoz de la minoría novoprogresista en la comisión legislativa, se reunieron la semana pasada para discutir la medida con directivos de la AAA, la Junta de Gobierno de la corporación pública, oficiales de la presidencia del Senado y con representantes del Banco Gubernamental de Fomento, entidad que no compareció a la vista pública en la que se evaluó la legislación. 
Cuando aprueben el informe sobre la medida el lunes próximo, el proyecto de ley estaría listo para bajar a votación ante el pleno del Senado. 
El presidente ejecutivo de la AAA, Alberto Lázaro, ha reiterado que la pronta aprobación de la pieza es indispensable para alejar la amenaza de un aumento significativo en la factura del servicio de agua potable este verano.