jaime plá (horizontal-x3)
Presidente de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, Jaime Plá. (Archivo/GFR)
WASHINGTON-  Líderes de la industria de salud calculan que la tasa de pago de 2017 para los planes Medicare Advantage en Puerto Rico representará un aumento real de hasta $50 millones anuales.
"Es un cambio positivo del 7% que contemplaba recortar la propuesta original de los Centros de Medicaid y Medicare (CMS)", indicó hoy el presidente de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, Jaime Plá.
A principios de semana, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, calculó que el incremento de 1.25% en el reembolso a los planes Medicare Advantage en Puerto Rico supondrían cerca de $430 millones adicionales al pago vigente.
Pero, el análisis de los representantes de la Coalición para Atender la Crisis de Salud, la Asociación de Hospitales, la Asociación de Médicos en la Práctica Privada (IPA), y de la Asociación de Productos de Medicare Advantage (MMAPA) es que el aumento real será de entre $40 millones y $50 millones anuales.
De todos modos, agradecieron a la secretaria de Salud, Sylvia Mathews Burwell, la mejora en comparación con el plan original y la situación actual. El incremento de 1.25% en la tasa de pago, dijeron, es el primer aumento en 20 años.
"Esto es una victoria, pero  todavía tenemos que trabajar con el Departamento de Salud de EE.UU. y los CMS para revisar el proceso que determina cómo se calculan las tasas de Medicare Advantage en primer lugar", indicó el presidente de MMAPA, Jim O'Drobinak.
O'Drobinak señaló que en Puerto Rico "casi no hay utilización de pago por servicio en la Isla, por lo que atar las tasas de Medicare Advantage a ellos ya no tiene ningún sentido y crea una desventaja en nuestra capacidad para financiar la salud de los pacientes que aseguramos".
"Este modesto incremento se produce en un momento difícil para los hospitales, los cuales se han visto obligados a hacer recortes drásticos, recortes para seguir operando", sostuvo Plá.
El doctor Vargas, por su parte, insistió en que se necesita un mejor trato del gobierno federal en el acceso a los programas de salud. "Necesitamos cada centavo que podemos conseguir en fondos federales. Simplemente no tenemos suficientes médicos o recursos para atender adecuadamente a los puertorriqueños", afirmó Vargas.
Dennis Rivera, portavoz de la Coalición para Atender la Crisis de Salud, agradeció los esfuerzos de la secretaria Burwell, el senador Charles Schumer (Nueva York), la portavoz de la minoría demócrata cameral, Nancy Pelosi (California), y el comisionado Pierluisi.
Pero, indicó que seguirán presionando para que la legislación que busca crear una junta federal de control fiscal sobre Puerto Rico incluya un mejor acceso a los programas de Medicaid, ante el precipicio al que se enfrenta la industria de salud de la Isla debido al agotamiento de los fondos de la reforma federal de salud.
Cuando se agoten, quizá en la primavera de 2018, los fondos de Obamacare – que sumaron $6,300 millones y debieron durar hasta 2019-, el plan de salud del gobierno de Puerto Rico puede perder cerca de $1,000 millones anuales o casi la mitad de su presupuesto.
Los representantes de la industria de la salud indicaron que actualmente Puerto Rico recibe "menos de la mitad de los fondos federales para salud en comparación con los 50 estados".
Otras reacciones
En el lado del gobierno, sin embargo, las reacciones tuvieron un tono más positivo.
Desde el gobernador Alejandro García Padilla y el comisionado Pierluisi hasta los senadores demócratas por Nueva York Charles Schumer, Kirsten Gillibrand y los congresistas boricuas Nydia Velázquez y José Serrano consideraron que las nuevas tarifas marcan un cambio en la política pública de CMS que tendrá grandes beneficios para la Isla.
El gobernador García Padilla, quien incluyó en los agradecimientos al congresista Luis Gutiérrez (Illinois), dijo que se trata de una ganancia para los 570,000 pacientes de Medicare Advantage, aunque "falta un largo camino para alcanzar paridad".
"Hay mucho trabajo por hacer", reconoció Pierluisi.
Velázquez dijo estar "sorprendida y agradecida" por el cambio de política pública de CMS, pues "ayuda a estabilizar el futuro de la Isla". Serrano, por su parte, resaltó que "la crisis tienen un duro impacto sobre el sistema de salud.
Tanto el senador Schumer como su colega Gillibrand consideraron el aumento de 1.25% como "un paso en la dirección correcta".