Asegura que se está negociando con acreedores para la reestructuración de la deuda del agente fiscal
El gobernador Alejandro García Padilla sostuvo hoy, viernes, que un cierre del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) no está planteado en las evaluaciones legales que hace el Ejecutivo en busca de mecanismos para atender la insolvencia fiscal que enfrenta esa dependencia pública.
El mandatario negó también que se esté transfiriendo dinero del BGF a bancos privados. 
“Ese es otro rumor y le pido que no hagan caso de rumores. El BGF no es el único banco del gobierno y el gobierno no es el único cliente del BGF”, sostuvo en una conferencia de prensa a las 6:30 p.m. junto con la secretaria de la Gobernación, Grace Santana, en la Sala de Periodistas de La Fortaleza.
“Hay agencias que por ley no pueden tener sus depósitos donde quieran. Siempre el gobierno ha tenido cuentas en BGF y en otros bancos”, añadió García Padilla. 
Actualmente, el BGF tiene una solvencia de alrededor de $700 millones, dijo en una entrevista radial la presidenta del BGF, Melba Acosta Febo. La funcionaria estuvo más temprano en La Fortaleza, reunida con el secretario de Justicia, César Miranda, pero a su salida, eludieron a los periodistas.
En torno a una posible moratoria en los pagos de la deuda de $422.8 millones que vence el primero de mayo, el gobernador concedió que es una de las posibilidades que tratan de negociar con los acreedores.
“Estamos evaluando todos los mecanismos que la ley permite para proteger el país. Se están evaluando todas las leyes presentes y la posibilidad de leyes futuras. Estamos evaluando todas las acciones necesarias para evitar la sindicatura del banco”, indicó el mandatario.
 Señaló que tienen “borradores de proyectos de ley” y, sin entrar en detalles, mencionó entre otras alternativas la moratoria legislada y la creación de una estructura paralela al BGF.
La secretaria de la Gobernación indicó por su parte que en la “evaluación de todas las posibilidades legales, estamos sentados en la mesa con los acreedores del banco y esa negociación podría dar lugar a una moratoria en cuanto al pago del principal que vence en mayo”.
En cuanto a las versiones difundidas por el representante novoprogresista Jorge Navarro Suárez, de que el BGF cerraría hoy por la tarde, García Padilla explicó que el gobierno no puede cerrar una agencia creada por ley ya que para ello se requeriría legislar.
“Mi llamado es a que atendamos este asunto incluso con suspicacia. El llamado es a todos, incluyéndome a mí, a legisladores, alcaldes. Imaginen que el gobierno cierre un agencia sin decírselo a nadie, sin que los empleados reciban una carta”, se planteó. 
Se le preguntó en específico si se habían hecho estimados de cómo sería un cierre del BGF y la secretaria de la Gobernación respondió que desde el punto de vista legal lo que están evaluando es para no cerrar el banco, para no llegar a la sindicatura, que sí está contemplada en la ley orgánica de la institución.
“Para la sindicatura no hay que legislar, lo que estamos procurando es cómo evitarla, para beneficio del país”, sostuvo Santana.
“El país es de todos y si derrota sus propias posibilidades, eso le hace daño a todos. Ayer contesté aquí que el rumor de que el banco iba a cerrar era falso. Hoy trágicamente he tenido que volverlo a contestar”, se lamentó García Padilla.