(horizontal-x3)
Zaragoza explicó que Hacienda ha abierto sobre 700 cuentas en el Banco Popular desde que activó un plan de contingencia hace cerca de un mes para mover el dinero del Banco Gubernamental de Fomento (BGF). (Archivo / GFR Media)
El secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, aseguró este lunes que no habrá problemas con los pagos de nómina de los próximos meses, después de que la agencia abriera cientos de cuentas en la banca privada.
Zaragoza explicó en entrevista con Radio Isla 1320 que Hacienda ha abierto sobre 700 cuentas en el Banco Popular desde que activó un plan de contingencia hace cerca de un mes para mover el dinero del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), debido a los problemas de liquidez que enfrenta esta última entidad. Desde entonces, dijo, ha realizado depósitos en dichas cuentas para comenzar a hacer los pagos de nómina a partir de este mes.
"Tengo que hacer una transferencia hoy, (lunes), para la nómina, que son como $170 millones. Así que la engordé lo suficiente como para poder hacer la transferencia a la nómina desde la banca privada", sostuvo Zaragoza, quien explicó que la selección del Banco Popular se determinó por el manejo de la "cantidad y complejidad" de las cuentas que son de "alto mantenimiento".
Asimismo, el funcionario destacó que al mover las cuentas a la banca privada, Hacienda no se ve limitada por la orden ejecutiva del gobernador Alejandro García Padilla que le impuso al BGF un límite o cuota para la cantidad de desembolsos semanales. Según publicó El Nuevo Día, esta cuota ronda los $10 millones semanales.
Zaragoza dijo que, en cambio, sus desembolsos están regulados por una orden ejecutiva previa, en la que se establece como prioridad al pago de servicios esenciales, como salud, educación y seguridad.
"Fuera de eso, no tengo cuota. La cuota es el dinero que entre", comentó el titular de Hacienda, quien dijo que no tiene en sus manos cheques pendientes alguno para pagos previos a enero de este año y que si hay algún suplidor sin cobrar es porque su factura "está en controversia" en alguna otra agencia.
En cuanto a la nómina de los próximos meses, dijo que estaban aseguradas, porque en esta época del año es cuando más dinero entra al gobierno tras el cobro de impuestos por concepto de contribuciones sobre ingresos.
"Esta parte última del año fiscal es más pesada en cuanto a depósitos. Hay menos riesgo", comentó.
Cuota del BGF no afectará servicios esceniales
La cuota a la que hacía referencia Zaragoza es al límite que estableció el BGF para los desembolsos semanales para lograr mantener la liquidez.
El secretario de Hacienda aclaró, sin embargo, que ni la ley aprobada la semana pasada para permitir una moratoria en el pago de la deuda pública ni la orden ejecutiva emitida el sábado por García Padilla establecen que ese límite de desembolso que puede hacer el BGF es de $10 millones semanales. Precisó que esas medidas lo que hicieron fue otorgarle la facultad al Banco de fijar una cantidad.
Por tal razón, Zaragoza explicó que el "racionamiento" de desembolsos de $10 millones semanal será evaluado por Acosta desde este mismo lunes. También comentó que podría variar de semana a semana.
"Melba va a refinar hoy la cantidad con información adicional", dijo Zaragoza. "Ella ha dicho que es posible que cambie. No nos ha dicho si suba o baje. Puede ser una cantidad por dos semanas y después cambie". 
Zaragoza admitió que hay muchas personas preocupadas, como los alcaldes, pues se podría afectar el pago a proyectos de los municipios.
Sin embargo, Zaragoza y la presidenta del BGF, Melba Acosta, aseguraron que la cuota no afectará el pago de servicios esenciales, pues dichos desembolsos se harían desde las cuentas que se abrieron en la banca privada.
“Hacienda es quien paga la gran mayoría de los servicios básicos, los salarios, los suplidores, del gobierno completo. Es la cuenta del Departamento de Hacienda que estaba en el BGF. Ahora mismo, la cuenta principal del Departamento de Hacienda no está en el BGF. El secretaria de Hacienda la tiene en la banca privada”, explicó Acosta en entrevista con WKAQ-580.
La funcionaria también explicó que el BGF continuará financiando la obra propuesta por los municipios, que ronda en $300 millones.
Indicó que desembolsarán el dinero de la cantidad semanal que se fije para garantizar la liquidez del banco, según los municipios emitan las certificaciones requeridas.
Por su parte, Zaragoza abundó que “el hecho de que se haya establecido un sistema de racionamiento o de cuota para el desembolso de efectivo del BGF no afecta los servicios esenciales del gobierno central en la forma tan dramática que si me cogen fuera de base con todo mi dinero allí, porque había empezado a depositar en otro banco".
"El pago de servicios esenciales, aunque reconozco que no se distingue por su prontitud, va a seguir fluyendo, porque ya tengo una cuenta en la banca privada", agregó.
Culpa a agencias por problemas liquidez
Por otro lado, Acosta, culpó a las agencias gubernamentales de los problemas de liquidez que enfrenta el banco. Dijo que estas adeudan millones de dólares que no pagan, debido a la crisis fiscal por la que atraviesan.
“El Banco dio $9,000 millones a las agencias de gobierno. La liquidez del banco se le entregó a las agencias del gobierno en diversos préstamos para operaciones, algunos son para mejoras, pero algunos para el financiamiento del déficit”, detalló Acosta.
Indicó que la agencia que más adeuda es la Autoridad de Carreteras con $2,000 millones.
“Mientras el BGF tiene que estar pagando a los bonistas, los prestamistas del banco no le pagan al banco. Es una ecuación que no hace sentido. Ningún banco puede operar así”, planteó.
Dijo que por esta razón es que controlarán el dinero que se emitirá semanalmente para la operación ordinaria.
“Si una agencia pide retirar todos los fondos, pues lamentablemente no va a ser posible. Pero, si una agencia pide retirar dinero para pagar servicios básicos, suplidores, nómina, eso sí va a ser posible”, afirmó.