Las experiencias de otros países con las moratorias (semisquare-x3)
El proyecto que procura encaminar moratorias en los pagos de la deuda pública en algunas agencias está en espera de que se apruebe en la Cámara de Representantes. (José L. Cruz Candelaria)
En términos generales, los incumplimientos en los repagos de las deudas públicas, tienen varios elementos previos en común: uso excesivo de los préstamos, baja en la producción, sobregasto en el gobierno y problemas en el flujo de efectivo en las instrumentalidades gubernamentales.
Son, en esencia, situaciones muy similares a las que experimenta Puerto Rico. Sin embargo, el escenario legal y político es muy distinto y las soluciones al alcance de otros países no necesariamente están disponibles para la isla, cuyo gobernador Alejandro García Padilla promueve una legislación para decretar una moratoria en el repago de la deuda. 
Argentina, por ejemplo, es uno de esos países que ha decretado moratorias en el repago de la deuda. Específicamente, esto sucedió en el 2001, con una deuda que sobrepasaba los $100,000 millones. La situación para ese entonces implicó el desempleo de miles de argentinos, una inflación de doble dígito y una crisis humanitaria con muestras de hambruna y malnutrición.
La economía Argentina no vino a ver señales de mejoría hasta el 2003, en la medida que se estabilizaban las finanzas públicas y se imponía una serie de reformas económicas, según informe académico del 2011 sobre las situaciones de Impago de las deudas sobernas. Ya para el 2005 pactaba con sus acreedores el repago de la deuda pública con mejores términos.
Sin embargo un pequeño grupo de inversionistas, popularmente conocidos como fondos buitres, decidieron no negociar un recorte en el principal de la deuda y lucharon hasta vencer judicialmente en un pleito sobre el repago de la deuda. Esto abrió nuevamente el tema para los viejos inversionistas que años antes habían pactado recortes en la deuda. Recientemente el gobierno argentino promovía el repago de estos fondos adeudados con el fin de obtener nuevamente acceso al crédito en los mercados internacionales. Es decir, a la larga están pagando para obtener más crédito. 
Según el economista Elías Gutiérrez, Puerto Rico no está en las condiciones políticas o económicas para emprender significativas como estas, o como las ejecutadas por países como Grecia (que ha bailado con el impago al recibir una serie de rescates financieros) y México (que recibió una inyección grande de fondos del gobierno del presidente estadounidense Bill Clinton). 
Por ejemplo, la política pública de los Estados Unidos no es de protección del mercado, como la que tuvo con México y con algunas jurisdicciones como del distrito federal de Washington. “El gobierno federal ahora busca protegerse de los excesos de los estados y de las ciudades. Muchas personas se preguntan por qué no ayudan a Puerto Rico pero no ven que están velando por el bien mayor y es que no se sienten precedentes. Tenemos que entenderlo”, dijo Gutiérrez. 
Los países independiente, por el otro lado tienen otros mecanismos para lidiar con la crisis aunque estos pueden causar problemas económicos adicionales, como ocurre con la devaluación de una moneda y la inflación.
Sin embargo, el economista José Alameda, afirmó que en algunas instancias, el periodo después de un impago puede implicar un mejoramiento en el Producto Interno Bruto. Indicó que posterior a las moratorias decretadas por Argentina, Ecuador y Uruguay, el PIB aumentó significativamente. 
Admitió, sin embargo, que las diferencias legales y políticas de Puerto Rico, plantean unos escenarios únicos. “En todas estas ideas hay elementos positivos y negativos. En el caso de Puerto Rico, el riesgo mayor es que nos dejen de prestar dinero pero eso ya pasó. Ya no nos prestan dinero”, dijo Alameda.
Alameda indicó que la entrada de Puerto Rico a los mercados de bonos no depende tanto de la actitud de los funcionarios sino del crecimiento económico que se experimente en la economía. De hecho, indicó que países como España han detenido sus pagos de deuda en más de una decena de ocasiones, y ha recobrado acceso a los mercados con el tiempo. 
Entre los países con situaciones de impago en los últimos 60 años están:
·         Egipto – 1984
·         Argentina – 2001
·         Brasil – 1983
·         Chile – 1983
·         Costa Rica – 1984
·         Cuba – 1982
·         Jamaica – 2010
·         México - 1982
·         Panamá – 1987
·         República Dominicana  - 2005
·         Uruguay – 2003
·         Venezuela – 2004
·         India  - 1972
·         Rusia – 1998
·         Turquía - 1999
Fuente: Situaciones de impago de deuda soberana, 2011 (José M. Domínguez Martínez y Rafael López del Paso)