(horizontal-x3)
La directiva de la FMPR, Mercedes Martínez, insistió en que el Departamento de Educación aprovecha el proceso de elecciones sindicales para seguir adelantando sus planes de desmantelar el sistema de educación pública. (Archivo / GFR Media)
La Federación de Maestros de Puerto Rico  (FMPR) reafirmó hoy, domingo, sus reparos con la elección magisterial que se inició la semana pasada, en la que la Asociación de Maestros procura certificarse como representante de los docentes ante el Departamento de Educación. 
La presidenta de la FMPR, Mercedes Martínez, afirmó que en las primeras votaciones la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) no ha sido apoyada mayoritariamente en las urnas. 
"El magisterio conoce a la Asociación y ha comenzado a rechazarla mayoritariamente”, alegó Martínez. La FMPR ha intentado frenar las elecciones en los tribunales, pero hasta el momento no ha logrado un fallo favorable. Mientras, aboga por un voto negativo de quienes participen en las elecciones sindicales. 
Mañana, lunes, están en agenda votaciones para profesores que laboran en aulas públicas de Manatí, Vega Alta, Vega Baja, Dorado, Barceloneta, Ciales y Florida.
"En momentos donde se orquesta esta elección nos ha llegado información de que en centenas de escuelas empieza a llegar la respuesta a la petición de puestos de las organizaciones escolares 2016-17 donde ya surge a flor de piel que el Departamento de Educación intenta nuevamente declarar excedentes a cientos de maestros. Afirmamos que sólo la lucha militante y organizada del magisterio junto a un verdadero instrumento de lucha puede ser la alternativa para vencer”, sostuvo Martínez en un comunicado de prensa.
"Es importante que el magisterio sepa que no estaremos dormidos mientras desmantelan las escuelas del país eliminando cursos necesarios tales como los de bellas artes, salud y otros cursos electivos. No permitiremos que con la mal llamada 'reconfiguración' sigan destruyendo las escuelas públicas puertorriqueñas”, subrayó.
La directiva de la FMPR insistió en que el Departamento de Educación aprovecha el proceso de elecciones sindicales para seguir adelantando sus planes de desmantelar el sistema de educación pública. Mientras, abogó por votar No en las papeletas. Un voto afirmativo respalda que el grupo creado por los maestros asociados se convierta en el sindicato de los docentes estatales. 
“El magisterio al votar No reclama la celebración de una verdadera elección sindical donde pueda escoger entre distintas alternativas…Votar NO significa defender nuestras conquistas, apoyar el Sistema de Retiro de Maestros, oponernos al desplazamiento masivo de maestros  y defender la educación pública de calidad”, agregó Martínez.