carretones (horizontal-x3)
El Secretario del Trabajo y Recursos Humanos, Vance E. Thomas junto a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto y el secretario auxiliar de Adiestramiento y Promoción del Empleo, Luis Lara, entregaron las nuevas unidades. (Suministrada)
Un grupo de 15 nuevos comerciantes emprenderá sus ventas en singulares carretones convertidos en obras de arte, gracias a una iniciativa del Programa de Microempresarismo Urbano.
Los empresarios, destacados en las áreas de artesanías, venta de frutas y vegetales, diseños de guayaberas y tejidos, entre otros, recibieron los carretones en un evento efectuado en el Coliseo Roberto Clemente. 
El Secretario del Trabajo y Recursos Humanos, Vance E. Thomas junto a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto y el secretario auxiliar de Adiestramiento y Promoción del Empleo, Luis Lara, entregaron las nuevas unidades, como parte de la decimotercera Ruta del Empleo, coordinada por el gobierno central.
Thomas explicó que cuando asumió el cargo detectó deficiencias de índole legal en el citado proyecto, así como en los trámites de permisos y presupuestarios, por lo que la entrega de los carretones se demoró varios años. 
“Nos confrontamos con este proyecto y una serie de dificultades que había que corregir, que habíamos detectado analizando el proceso. (Eran) dificultades administrativas como el registro de las licencias y algunos defectos en algunos de los vehículos que tuvimos que resolver”, sostuvo.
Debido a las deficiencias administrativas, el programa no corría adecuadamente, según Thomas, quien se mostró jubiloso al entregar las unidades móviles para ventas de productos diversos que ahora muestran obras de creativos artistas.
Arte rodante
El concepto nuevo de los carretones se trabajó con el colectivo c787 studios, quienes organizan Santurce es Ley, un exitoso proyecto de murales y arte urbano. El grupo se encargó de que un grupo de artistas pintara cada uno de los módulos.  
Juanita Álvarez, quien es una artesana especializada en obras de vidrio fundido, fue una de las nuevas empresarias que recibió su nuevo carrito donde tendrá a la venta sus creaciones bajo la marca Artesanías Nahina. 
“Le doy gracias a Dios y a los que desde el principio tuvieron la buena idea de ayudar al pueblo de Puerto Rico. Hace cinco años a atrás comenzaron, pensando que esta crisis tenía que aminorarse de alguna forma…Estoy contenta de recibirlo”, expresó Álvarez al recibir la primera llave de los carretones, junto a Víctor Solís, quien venderá frutas y verduras en otra unidad rodante bautizada Placita la Séptima y que operará en el barrio Medianía Alta de Loíza. 
Además de Solís y Álvarez, otros microempresarios de las regiones de San Juan, Arecibo, Caguas y Carolina recibieron sus carretones. 
La alcaldesa capitalina propuso que estos carretones estén una vez al mes en las inmediaciones del recién inaugurado parque Luis Muñoz Marín para que puedan promocionar y vender sus productos. 
Según los estimados de Cruz Soto, durante el mes que lleva abierto el céntrico parque ya lo han visitado unas 50,000 personas. En un fin de semana se calcula que recibe a unos 10,000 visitantes. Muchas de las personas acuden a las instalaciones con sus mascotas porque hay un área designada para los animales. Cruz Soto dijo que en cuatro semanas lo han visitado 3,000 perros con sus dueños.
“El trabajo de nosotros en el gobierno es ser plataforma para que a través del trabajo esos sueños se conviertan en realidad”, comentó Cruz. 
La “Ruta del Empleo” es un evento interagencial que se efectuará en diversos municipios para facilitar servicios del Departamento del Trabajo y de otras agencias con oportunidades de empleo para la comunidad.  
Escollos superados
Sobre los escollos del Programa de Microempresarismo Urbano Lara explicó que muchos de los carretones, entregados originalmente por la pasada administración, no estaban registrados en el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) y en otros casos tuvieron que buscar hasta el origen del carrito en el exterior de Puerto Rico para poder tramitar títulos de propiedad. Estos trámites administrativos en algunos casos tomaron hasta año y medio. 
También hubo problemas con los trámites de compra al manufacturero, apuntó Lara. “Hay casos de carros que se habían vendido y revendido sin papeles originales, aparte de esto requerían seguros aunque aparentaban tenerlos”, comentó.
Lara detalló incluso que el programa tenía $5.3 millones presupuestados, pero solo encontraron $3 millones asignados. También tardaron en la etapa del diseño y pintura de los carritos que ahora tienen un toque original de artistas urbanos.