ecoelectrica (horizontal-x3)
El Gobierno de Puerto Rico tiene una deuda vencida con Ecoeléctrica, su principal proveedor de electricidad privada, de $31 millones. (Archivo/GFR)
El Gobierno de Puerto Rico tiene a Ecoeléctrica, su principal proveedor de electricidad privada, pillado con una deuda de $31 millones vencida, por lo cual la empresa tuvo que recurrir a la banca local para obtener   financiamiento que le permita generar cerca del 20% del total de energía que se consume diariamente en la Isla.
“Esos $31 millones son la deuda vencida con nosotros, pero la deuda total que tiene la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) con nosotros es mayor. Hemos podido continuar con nuestro compromiso de generar y distribuir con la capacidad instalada de 507 megavatios porque hemos buscado una línea de capital interino. Hemos salido a la banca local y nos han respaldado con el financiamiento para poder comprar el combustible necesario para generar la electricidad que le vendemos a la AEE”, explicó ayer Jaime L. Sanabria Hernández, gerente general de financiamiento y administración de Ecoeléctrica.
La deuda vencida con Ecoeléctrica, que específicamente suministra a la AEE entre un 15% y un 17% de toda la energía que se consume en Puerto Rico diariamente, es una de las más altas que mantiene Puerto Rico con un contratista o suplidor privado.
El jueves Grace Santana, secretaria de la Gobernación, detalló que el gobierno tiene actualmente $2,098 millones en deudas con sus suplidores y contratistas, cifra nunca antes adeudada con el sector privado. 
Ante este escenario, las consecuencias de la histórica deuda son la posible paralización de servicios esenciales a la ciudadanía.
“La deuda tiene un impacto en nuestra empresa y máxime cuando está vencida. Desde el punto de vista del inversionista causa preocupación una deuda tan alta. Los pagos que nos hace la AEE por la venta de energía van destinados mayormente a la compra de combustible (gas natural) y ante la deuda, además de acudir al financiamiento interino, hemos buscado maneras eficientes para obtener el suplido del combustible”, añadió el gerente de Ecoeléctrica.
Según el contrato entre la AEE con Ecoeléctrica, la corporación tiene 47 días calendario para pagar la factura que cierra el último día del mes. Actualmente la deuda vencida es de $31,076,872.
Pérdida de empleos 
Otra de las deudas más altas del Gobierno, en este caso de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), la carga la empresa CH Caribe Engineers con $18 millones. La compañía de ingenieros se ha visto obligada, a causa de la deuda, a despedir algunos empleados.
“La AAA no ha tenido otra alternativa que cancelar proyectos de mejoras de capital que se encontraban en construcción y ahí es donde se escucha la pérdida de empleos. Sin duda los empleados se ven afectados. Hemos tenido en nuestra empresa que ajustar la cantidad de empleados a la demanda disponible, hemos tenido que reubicar recursos y enviarlos fuera de Puerto Rico a otros proyectos y hemos tenido que reorganizar las operaciones. La deuda de laAAA con nosotros es de $18 millones y se los debemos a subcontratados, ingenieros e inspectores”, dijo Jorge Álvarez, gerente general de CH Caribe Engineers.
Álvarez resaltó que tanto su empresa como otros colegas del sector privado confían en que el Senado apruebe el proyecto de la Cámara de Representantes de Revitalización de la AAA, que busca crear un mecanismo de titulización (securitization) para impulsar los proyectos de mejoras de capital de la utilidad.
“Todos estamos en el mismo son de espera y esperanzados que surja el proyecto de titulización de la AAA. La AAA y el Gobierno de Puerto Rico tienen una obligación de mantener la potabilidad del agua y urge que se resuelva el problema de la AAA aprobando este proyecto que abría el mercado para que la corporación pueda retomar todos estos proyectos de mejoras de capital”, añadió.
En jaque la flota
Hasta ayer, el Departamento de Hacienda continuaba sin pagar el exceso de su línea de crédito con Total Petroleum, compañía que suple el combustible a la flota de 12,000 vehículos del Gobierno y se mantiene latente la suspensión del servicio de gasolina a partir del lunes a las 11:59 p.m.
La deuda de la ASG con Total era más de $12.4 millones, y tenía en exceso $2.4 en la línea de crédito de $10 millones.
El Nuevo Día solicitó ayer una entrevista con Total Petroleum para conocer cómo se han afectado con la deuda millonaria del Gobierno, pero declinaron emitir comentarios por el momento.
El lunes la Administración de Servicios Generales (ASG), que está encargada de la flota del Gobierno que incluye los vehículos de la Policía, bomberos, ciencias forenses, manejo de emergencias, además de los autos de los jefes de agencia, entre otros, tendrá una reunión con la empresa de combustible para discutir la deuda.
Si el lunes Hacienda incumple con el pago a Total Petroleum, quedará suspendido el servicio de combustible, según reconoció el propio administrador de la ASG, Luis Castro, el jueves.
“Dentro de la crisis, lo que el suplidor nos pide no es irracional. Lo que nos están pidiendo es poner al día la línea de crédito para evitar la suspensión del servicio a la flota del gobierno en las estaciones”, dijo entonces Castro.