Derrotan moción para voto de paro y huelga en Recinto de Río Piedras (semisquare-x3)
Los estudiantes comenzaron a gritar consignas como “Lucha sí, huelga no” antes y durante el proceso de votación como preámbulo al resultado del proceso. (Teresa Canino)
La asamblea general de los estudiantes del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se prolongó hasta el anochecer, pero al cierre de la intensa jornada de debate, una moción para llevar a cabo un paro de 11 días y una huelga indefinida fue derrotada con 565 votos a favor y 1,595 en contra
Transcurridas seis horas de la segunda asamblea convocada este semestre por el Consejo General de Estudiantes, Verónica Figueroa Huertas, del Comité de Movilización, presentó la moción para proponer un paro de 11 días, desde el miércoles 20 hasta el sábado 30 de abril. 
Según la moción, si el 8 de mayo el gobierno no atiende los reclamos estudiantiles y no se ha saldado la deuda gubernamental con la UPR, se iniciaría una huelga indefinida el 9 de mayo. La propuesta, sin embargo, no tuvo el respaldo mayoritario de los alumnos. 
“¿Vamos a esperar que la Junta de Control Fiscal venga?… El momento es ahora… El país está en cantos y nosotros tenemos el poder de transformar nuestras realidades”, sentenció Figueroa Huertas, quien ganó aplausos y abucheos de los asistentes.
Figueroa Huertas destacó que los reclamos incluyen el pago de remesas que el Departamento de Hacienda le adeuda a la UPR, que se abra un proceso de reestructuración para otorgar autonomía de gobernanza, la eliminación de la Junta de Gobierno de la institución, otorgar plazas a profesores por contrato que lo ameriten y que se atienda el tema de violencia sexual y se propulse la perspectiva de género a nivel sistémico. 
“La huelga está condicionada a que se concedan nuestros reclamos”, recalcó Figueroa Huertas. 
Los estudiantes comenzaron a gritar consignas como “Lucha Sí, huelga No” antes y durante el proceso de votación como preámbulo al resultado del proceso. Sin embargo, al momento en que se cerraron los trabajos también resumieron su frustración al repetir la consigna “Qué vamos a hacer”. 
El Consejo estudiantil dejó en suspenso en qué fecha continuará la asamblea. 
Números que no cuadran 
Más temprano durante la asamblea, Guillermo Guasp, presidente del Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), recalcó que no son compatibles las cifras presentadas por el Departamento de Hacienda (DH) y las divulgadas por el presidente Uroyoán Walker sobre la deuda que mantiene el gobierno con el primer centro docente del país. 
En su informe en la segunda asamblea general efectuada por la comunidad estudiantil riopedrense con motivo de la limitación de fondos que afecta las operaciones de la UPR, Guasp explicó que ha calculado que la deuda podría ascender a unos $132 millones, a base de los cálculos de los recortes al presupuesto, las resoluciones conjuntas y por concepto del pago de la fórmula del 9.6% de los ingresos del Estado Libre Asociado destinados al primer centro docente del país.
Este asunto será el tema de una próxima reunión que van a sostener con el DH el próximo 18 de abril, detalló. 
Guasp afirmó que Walker contempla una deuda que podría rondar entre $71 y $75 millones, pero que si se incluye el pago semanal que está haciendo el DH para abonar a la misma, que es de $18.5 millones, la cifra alcanzaría a los $48 millones para el 30 de junio.
“Eso no concurre con el Departamento de Hacienda porque Hacienda lo presenta de una manera englobada y cuando uno hacía el cálculo nos daba una cantidad de $132 millones, pero esa es la información que se nos ha provisto. Estamos en la espera de recibir información más desglosada de lo que se adeuda mediante fórmula sino también mediante resoluciones conjuntas”, señaló.
Al ser cuestionado en la asamblea sobre la cantidad de dinero que la UPR tiene depositado el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Guasp respondió que la cifra se estima que $77 millones. 
Sin embargo, dijo que no tiene certeza de que ese dinero esté depositado en su totalidad. 
“Hace falta saber esa certificación de cuánto dinero queda y si ese dinero aún continúa disponible. Él (Walker) impartió la directriz de retirarlo pero hay que estar a la espera de ver cuánto dinero queda o si queda dinero”, respondió Guasp a preguntas de otro estudiante.
Indicó que se impartió una directriz para removerlo, pero hay que ver si queda dinero, comentó.
A preguntas de otro alumno, Guasp, indicó que se les ha indicado que estarían garantizados los pagos de nómina y operaciones, al igual que los servicios básicos.
Por otro lado, estimó que de los 20 reclamos estudiantiles presentados al gobierno, solo unos tres han sido atendidos, entre esos los que se refieren a los asuntos de infraestructura, la instalación de las fuentes de agua y la información sobre el retiro del dinero depositado en el BGF.
A su vez plantearon la posibilidad de acudir ante el Congreso para manifestar su repudio a la imposición de una Junta de Control Fiscal. 
A media tarde, el líder estudiantil tuvo que ser transportado por paramédicos hasta una sala de emergencia tras sufrir un percance de salud. Varias horas más tarde, regresó tras indicar que aunque requería reposo necesitaba presenciar el debate. El joven fue ovacionado por sus compañeros.
Por otro lado, los alumnos de la UPR en Ponce aprobaron un voto de huelga de 72 horas y los de Bayamón comenzarán mañana, miércoles, una huelga indefinida condicionada a la participación de unos 300 estudiantes en la línea de piquete. 
Deudas incobrables
El comité de auditoría interna, por su parte, informó que entre 2013 y 2014 $200 millones en deudas fueron catalogados como incobrables. 
Nicole Martínez, estudiante de economía a cargo de rendir el informe del comité indicó que al presente no están disponibles los informes financieros del 2015. 
“Encontramos que las cuentas por cobrar de la universidad entre el 2013 y 2014 lacifra disminuyó, se le debe menos dinero a la universidad en el 2014. Este número neto disminuyó porque se eliminaron $200 millones que fueron catalogados como cuentas incobrables”, detalló Martínez. 
El grupo le solicitó a la División de Finanzas y a la Administración Central información más detallada sobre quiénes son los deudores y si son instituciones gubernamentales. 
También indicaron que se se evaluarían los presupuestos de la presidencia de la UPR como parte de su auditoría. 
El comité no tiene un término para rendir un informe con los hallazgos finales de su investigación, pero Martínez aseguró que van a procesar la información y redactarán recomendaciones desde el punto de vista de administración pública. 
De su lado, Grecia Pérez, miembro del Comité de Movilización Estudiantil reveló que en el paro de 72 horas del mes pasado participaron entre 400 y 500 estudiantes y en las reuniones alrededor de 200. Agregó que se coordinaron reuniones con otros gremios en busca de apoyo para futuras manifestaciones. 
Protesta silente 
Por su parte, Amelia Fernández, estudiante del undécimo grado de la Escuela Secundaria del Recinto de Río Piedras de la UPR junto a otros alumnos de ese plantel estuvieron sentados en el Teatro, en primera fila, con su boca sellada con cinta adhesiva en reclamo de que se les tome en cuenta al momento de tomar decisiones que también les afectan. El reglamento de la institución no les permite ningún grado de participación, aclaró. 
“Los estudiantes de la escuela secundaria de la Universidad de Puerto Rico reclaman con esta protesta la habilidad de exponer, expresar y tener voz y si se puede voto en las decisiones que se tomaran en esta asamblea sobre cosas que afectan nuestra educación”, sostuvo Fernández. La escuela tiene una matrícula de 527 estudiantes. 
Este viernes, esos estudiantes llevarán a cabo un referéndum para asumir una postura en apoyo o rechazo a las determinaciones tomadas por los universitarios en su asamblea, agregó la joven. 
Por otro lado, después que la universitaria Gabriela Morales presentó un informe sobre el concepto de diversidad funcional, se aprobó una moción para solicitar que se extienda el horario de transporte para los estudiantes. Actualmente solo reciben transportación hasta las 3:30 p.m. y no es posible que muchos de ellos estudien en horario nocturno, se explicó. 
Según la Oficina de Asuntos de Personas con Impedimentos (OAPI), 937 estudiantes reciben servicios, pero Morales calcula que la cifra podría ser mayor. 
La estudiante hizo un recuento sobre las pésimas condiciones en las que se encuentran las aceras y rampas para impedidos y destacó que muchos elevadores están inservibles.
También, reveló que enfrentan problemas en los dormitorios de la universidad. Por tal razón, estudiantes de la Facultad de Arquitectura se organizarán para inspeccionar la infraestructura del campus para identificar áreas que requieren mantenimiento urgente, así como aquellas que incumplen con las leyes vigentes. 
Por su parte, Karina González, estudiante del programa de Estudios de Mujer y Género e integrante del grupo de trabajo de Género del Consejo, condenó la aprobación de una moción para que no se leyera el informe que redactaron y cuyo contenido intentó resumir. 
Este lunes durante una reunión en la que participó el grupo junto a tres estudiantes del movimiento estudiantil “presentamos una Propuesta de Trabajo que propone la creación de un Comité Multisectorial que quede adscrito a Rectoría, siendo este el aparato ejecutivo del Recinto, y que tenga como fin la elaboración de un Plan Estratégico Sobre Perspectiva de Género en la Universidad de Puerto Rico a nivel sistémico e institucional”, explicó, tras arrancar aplausos de los presentes.
Mientras, el Comité de Mujeres en Lucha presentó una moción de cero tolerancia a agresores y agresoras, conductas machistas, transfobias y homofobias en la Universidad de Puerto Rico. La moción también fue aprobada en la kilométrica asamblea.