Jenniffer González (horizontal-x3)
La portavoz de la minoría novoprogresista González, junto a Jorge Navarro, reclamó una auditoría al BGF, así como la interpelación de sus directivos. (Suministrada)
La firma de contratos millonarios por servicios de asesoría, entre otras decisiones errradas, figuran entre los factores que propician una sindicatura inminente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), según la representante Jenniffer González. 
Los contratos, de acuerdo con la legisladora novoprogresista, suman sobre $140 millones e incluyen acuerdo con “firmas que impulsan quiebras de países soberanos”.
González y el representante Jorge Navarro Suárez reclamaron hoy, domingo, una auditoría al BGF, así como la interpelación de sus directivos. 
Además, solicitaron en un comunicado de prensa que se divulgue cuál es el total de los depósitos que han sido movidos a la banca privada y el impacto de esas transacciones en las reservas y sobre la capitalización del BGF. 
“Nadie puede ayudar a Puerto Rico si no entregan la información que se está pidiendo. Ante la inminente sindicatura del BGF es momento de buscar alternativas que abonen a Puerto Rico a salir de la crisis que nos ha llevado este gobierno”, dijo la también aspirante a comisionado residente en Washington.
“En el Informe de Manejo de Riesgos presentado por el BGF, las alternativas que presenta el banco para atender la crisis no son las correctas: impago, la moratoria en el pago de las obligaciones tendrá un efecto nefasto en la economía puertorriqueña”, agregó la portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara. 
Navarro Súarez, por su parte, arremetió contra el partido de gobierno al considerar la deuda de más de 70,000 millones, acumulada por décadas, responsabilidad de la presente administración del Partido Popular Democrático (PPD).
“Irresponsable es el PPD que apenas en tres años han llevado las finanzas de Puerto Rico a la ruina, irresponsable es la presenta administración que no le habla claro al pueblo sobre la forma que gestionan la liquidación y privatización del BGF”, afirmó el representante. 
González, mientras, argumentó que “siguiendo la asesoría millonaria de Jim Millstein, Cleary Gotlieb, entre otros, ha decido tomar la ruta de exacerbar la situación actual” y anticipó que se propiciará en la Isla una "crisis humanitaria". 
 Sostuvo que Millstein, principal asesor financiero del gobierno y el BGF, fue el asesor de Argentina durante los impagos que se produjeron partir del 2001, lo que provocó un caos en las calles del país suramericano. 
La representante recalcó que hablar de una moratoria del pago, “tendrá repercusiones nefastas al cerrar la puerta a emisiones futuras, necesarias para el desarrollo de obras de mejoras capitales y de financiamiento a corto plazo (TRANS)”.
Para validar los discursos estatales de transparencia en la información, González informó que presentó una resolución para interpelar a los titulares del Departamento de Hacienda, los Sistemas de Retiro y del BGF sobre el atraso sin precedentes en la publicación de los Informe Auditado Consolidado del Gobierno.