La empresa no se presentó a una audiencia pública a la que fue citada por el Senado (Ramón "Tonito" Zayas)
El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, y los tres portavoces de las delegaciones de los partidos políticos en este cuerpo, incumplieron hoy una resolución del Tribunal de Apelaciones que les ordenaba la paralización de una vista senatorial y aprovecharon para advertirle al panel de jueces que emitió la resolución, que su acción transgredía la separación de poderes del gobierno.
Los cuatro senadores coincidieron en que el Tribunal tenía la facultad de, si así lo entendía, suspender la comparecencia de un testigo en lo que atendía su reclamo judicial, pero que no podía ordenar la paralizar una vista convocada por el Senado.
“El tribunal en su orden básicamente pide que se paralice la vista pública y la respuesta es no. Estamos aquí para la vista pública porque ese es un precedente imprudente y peligroso. La rama judicial no puede pedir independencia judicial sino respeta la independencia senatorial”, expresó el presidente del Senado. 
En una resolución del Panel V de Tribunal de Apelaciones emitida ayer en la tarde se ordenó la paralización de la vista señalada para hoy a la que estaba citado José González Amador, presidente de Petro West Inc. Ese panel está compuesto por los jueces Emmalind García García, Juan Hernández Sánchez e Irene S. Soroeta Rodesh. 
González Amador, cuya empresa fue proveedora de combustible residual para las plantas generatrices de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) entre el 2010 al 2012,  fue citado por la comisión especial del Senado que tiene en proceso una investigación sobre las normas y procedimientos en la compra de combustible en la Autoridad.
“Esta comisión considera que la acción del tribunal apelativo ordenando la paralización de esta vista pública es imprudente y carente de deferencia la proceso legislativo”, manifestó el portavoz de la delegación del Partido Popular Democrático y presidente de la comisión especial, Aníbal José Torres. “Consideramos errónea y peligrosa la resolución que emite el tribunal apelativo en el día de ayer”, agregó. 
Torres dijo que los dos cuerpos de la Asamblea Legislativa tienen la facultad de crear comisiones legislativas con poderes para citar testigos, requerir información y llevar investigaciones. 
“Evidentemente la resolución del apelativo violenta la doctrina de separación de poderes al pretender detener un proceso legislativo interno como lo es la celebración de una sesión pública de una comisión legislativa”, señaló el portavoz popular. “Ordenar a una comisión y a sus miembros suspender los trabajos de una comisión es contraria al principio de inmunidad parlamentaria”, agregó.
En tanto la portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago, calificó de “interferencia indebida”  la intervención del Tribunal de Apelaciones con la facultad investigativa de los cuerpos legislativos.
Asimismo, la legisladora independentista dijo que los derechos de los deponentes han sido respetados por la comisión especial, que ha permitido, además, la asistencia de representación legal y que, según indicó, garantizaría el derecho de cualquier deponente a invocar su derecho a no autoincriminarse. 
“No existe, por lo tanto, desde mi punto de vista, justificación ni para impedir la celebración de una vista ni para, de forma anticipada, limitar la comparecencia de un testigo cuya presencia aquí, sometida a los interrogatorios de los investigadores, es fundamental para el desarrollo cabal de una investigación que reviste un altísimo interés público”, indicó Santiago.
En tanto, el portavoz del Partido Nuevo Progresista, Larry Seilhamer, concurrió con la opinión de los senadores.
“En un sistema republicano de gobierno como el nuestro se debe honrar y respetar ese balance de poderes y la independencia de cada una de las ramas”, mencionó el senador novoprogresista. 
La vista pública se celebró prácticamente para desobedecer la orden judicial y establecer la posición del Senado en cuanto a la separación de poderes puesto que los trabajos de la comisión recesaron hasta que se señale una nueva fecha para la comparecencia de González Amador, en caso de que el Tribunal de Apelaciones así lo ordene. 
También falta por testificar la supervisora de compras de la oficina de combustible de la AEE, Karen Meléndez, quien se ha excusado en tres ocasiones aduciendo razones de salud.