(horizontal-x3)
El CIC distribuyó esta foto, captada de un vídeo, tras la muete de Santiago Márquez Ortiz. (Archivo / GFR Media)
La jueza Geisha Marrero encontró esta tarde causa para el arresto de Kiara Feliz Comas, a quien se le imputa atropellar con su vehículo a un hombre de 56 años, que murió a consecuencia del golpe. 
La mujer abandonó la escena en hechos ocurridos el 13 de abril del año pasado en la avenida Ponce de León, de Miramar.
La Policía informó que contra la mujer, de 23 años, se presentaron denuncias por homicidio negligente y por abandonar la escena de un accidente de tránsito. Se le fijó una fianza de $125,000, suma que fue prestada.
Según se desprende de la pesquisa, la víctima en este caso, Santiago Márquez Ortiz, se había bajado de su auto en horas de la madrugada para ir a su trabajo cuando fue impactado por el auto Volkswagen Jetta negro manejado por la ahora imputada, quien continuó la marcha. Vídeos de seguridad divulgados por la Policía al momento del incidente y cuando la joven aún no había sido identificada, mostraron cómo la conductora del auto se estacionó en la parte posterior de un edifico cercano, se acercó caminando hasta la escena, pero luego regresó al vehículo y continuó la marcha.
Trascendió luego que el vehículo le pertenecía a una de sus hermanas y que estaba guardado en una residencia de la urbanización Colinas de Monte Carlo. El vehículo presentaba abolladuras en la parte frontal y tenía el cristal frontal roto producto del accidente en el que murió Santiago Márquez Ortiz, quien era conserje. 
Feliz Comas fue citada al Cuerpo de Investigación Criminal de San Juan días después del hallazgo del carro, pero decidió guardar silencio.
Una controversia de Derecho ha impedido que se le levante material genético de la mujer para compararlo con material levantado en el vehículo ocupado.
El fiscal Darío Viseppó trabajó el caso con el sargento Félix Mateo.