Avión cazahuracanes (horizontal-x3)
Al permitirse el acceso a la nave se procura “orientar y educar a la ciudadanía sobre las tormentas, huracanes y sus trayectorias. (Archivo / GFR Media)
El meteorólogo Ernesto Morales exhortó hoy, domingo, a los ciudadanos a procurar más información sobre los ciclones tropicales, de cara a la nueva temporada de huracanes, que comienza el 1 de junio. 
“Aunque aquí en Puerto Rico nos concentramos en la temporada pico -que arranca el 1 de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre- es bien importante que la gente entienda que en los pasados tres años hemos tenido eventos en julio y no queremos que nos tomen de sorpresa”, sostuvo Morales.
Las declaraciones del meteorólogo se produjeron en una conferencia para anunciar la próxima visita de un avión cazahuracanes de la Reserva de la Fuerza Aérea estadounidense al aeropuerto Mercedita, en Ponce. 
Algunos expertos estiman que un anticipado debilitamiento en el fenómeno de El Niño podría dar paso a una temporada de huracanes más activa este año.
El Niño se refiere un sobrecalentamiento de las aguas al oeste del Océano Pacífico en corrientes que llegan hasta la costa de América del Sur. El calentamiento provoca cambios en la circulación del viento y propicia fuertes corrientes en dirección hacia el oeste.
“Tenemos que conocer el tema de los ciclones tropicales y este es un excelente día para que las familias nos visiten y aprendan más”, agregó Morales al instar a los ciudadanos a ver el laboratorio móvil que es la citada nave, a la que podrán entrar los interesados el próximo sábado, de 9:00 a.m. a 3:00 p.m.
Morales dijo que aunque se pueden estudiar los ciclones desde el Centro Nacional de Huracanes, con información recopilada por satélites, es sobre todo con datos obtenidos tras el ingreso de un avión cazahuracanes al corazón del ciclón que se logra “una perspectiva mucho más detallada sobre su posible comportamiento”.
“El Centro Nacional de Huracanes interpreta satélites y podemos ver los sistemas saliendo de África, pero cuando están a 300 millas de Barbados ya están bastante cerca. El avión envía unos radiosonda (dispositivo de medición colocado en globos) y medimos la presión barométrica, el viento y la humedad”, destacó Morales. 
Desde la oficina del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), en Isla Verde, Morales comentó que en varios sistemas ciclónicos que se han acercado a Puerto Rico recientemente ha sido difícil pronosticar su movimiento precisamente por su errático comportamiento.
Sin embargo, con el trabajo realizado desde el cazahuracanes, “el avión nos ayuda a identificar el centro del sistema” y así se proceden a afinar proyecciones para divulgar información más certera, explicó.
El avión cazahuracanes podrá ser visitado por niños y adultos el próximo 16 de abril, cuando, durante seis horas, se permitirá entrar a la nave, que aterrizará el día previo en el aeropuerto Mercedita, en Ponce.
El avión arribaría el viernes, a las 5:00 p.m., pero el acceso regulado de público será el sábado de 9:00 a.m. a 3:00 p.m., informó la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead) en un comunicado de prensa. 
El avión cazahuracanes está dotado de equipo para registrar presión atmosférica, temperatura y velocidades del viento entre otros factores claves para conocer el potencial de ciclones tropicales y aportar en la redacción de pronósticos claves para la seguridad de los ciudadanos. 
La tripulación del avión está compuesta por 20 personas entre las que figura personal del Centro Nacional de Huracanes en Miami, incluyendo su director Richard Knabb, dijo Morales.
Al permitirse el acceso, libre de costo, a la nave se procura “orientar y educar a la ciudadanía sobre las tormentas y huracanes, sus trayectorias y el desarrollo de los mismos”, destacó, por su parte, Ángel Crespo, director de la Aemead.
El avión forma parte de un escuadrón responsable del rastreo de condiciones atmosféricas con tripulación de la Marina y de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, así como la Administración Nacional Oceánica y atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés).
Toda persona interesada en apreciar de cerca el avión cazahuracanes estará sujeta a registro por parte de las autoridades federales, indicó la Aemead. La entidad destacó, además, que en el área de la pista no se permiten bebidas alcohólicas, armas ni neveritas.
Estos aviones han estado visitando la isla desde 1998, con paradas en aeropuertos de San Juan, Ceiba, Aguadilla y Mayagüez. El sábado se exhibirá un C-130, modificado para su función como cazahuracanes.
En el 2015 el escuadrón de reconocimiento de ciclones completó 53 misiones, incluyendo 38 vuelos de investigación sobre el Atlántico para el Centro Nacional de Huracanes. También hubo siete vuelos en el Pacífico Oriental y 30 en el Pacífico Central, donde la temporada comienza el 15 de mayo.