(horizontal-x3)
Al regimiento 65 de Infantería de Puerto Rico se le conoce como los "borinqueneers". (Archivo / GFR Media)
Cincuenta miembros del antiguo regimiento 65 de Infantería de Puerto Rico, conocidos como los "borinqueneers", partirán mañana hacia Washington, donde serán condecorados el miércoles por el Congreso de EE.UU. con la Medalla de Oro, la distinción civil más alta de la nación norteamericana.
Los antiguos militares viajarán hasta la capital estadounidense en un avión de la aerolínea JetBlue, un Airbus A320 pintado completamente de azul con un lazo amarillo en la cola en honor a los veteranos y la frase "Vets in blue" (Veteranos en azul) cerca de la cabina del piloto.
El avión partirá hacia la capital estadounidense a las 9:00 a.m desde el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín de San Juan y arribará alrededor de la 1:00 p.m. local al aeropuerto Ronald Reagan de Washington.
Los veteranos participarán el miércoles en varios eventos, arrancando a las 3:00 p.m. en la Sala de la Emancipación del Capitolio de EE.UU., adonde acudirán varios congresistas, así como el representante de Puerto Rico ante el Congreso, Pedro Pierluisi, entre otros.
Durante la ceremonia, en la que se suspenderán los trabajos del Congreso, los líderes legislativos, encabezados por el portavoz Paul Ryan (Wisconsin), el líder de la mayoría republicana del Senado Mitch McConnell (Kentucky) y Pierluisi ofrecerán varios mensajes.
También tomarán la palabra los principales autores de la medida, el congresista republicano Bill Posey (Florida) y el senador demócrata Richard Blumenthal (Connecticut).
No obstante, el acto oficial, donde se entregarán las Medallas de Oro a "los borinqueneers", se celebrará a las 7:00 p.m. en el Hotel Hilton de la capital norteamericana.
La de los "borinqueneers" será la segunda Medalla de Oro del Congreso que se concede a hispanos desde la otorgada de forma póstuma en 1973 al pelotero Roberto Clemente, también puertorriqueño.
Creado en 1899, los soldados del 65 de Infantería formaron parte de una unidad segregada de las Fuerzas Armadas que lucharon, entre otros conflictos, en la Primera y Segunda Guerra Mundial y en la Guerra de Corea.
Pese a la abolición de la ley de segregación racial en 1948, los "borinqueneers" continuaron peleando en los frentes de batalla en medio de la discriminación, separados de otros regimientos y sin disfrutar de los beneficios y honores recibidos por otros soldados no hispanos.
El grupo recibió 2,771 Corazones Púrpuras, 606 Estrellas de Bronce, 256 Estrellas de Plata y 10 Cruces de Servicio Distinguido, entre otras distinciones.
En la Guerra de Corea más de 60,000 reservistas voluntarios puertorriqueños lucharon bajo la bandera estadounidense y 6,000 de ellos lo hicieron en el Regimiento 65 de Infantería, el primero de la División de la Tercera Infantería en enfrentarse al enemigo coreano y de los últimos en regresar a su país, después de cerca de tres años.
Se calcula que una de cada cuatro bajas de esa guerra fue de puertorriqueños. Así, un soldado puertorriqueño murió por cada 660 habitantes de la isla, frente a las bajas de 1 por cada 1,125 estadounidenses, según cifras del censo de la época.
Puerto Rico fue una colonia española hasta 1898, cuando EE.UU. tomó la isla durante la Guerra Hispanoestadounidense, y en 1952 firmó su constitución como Estado Libre Asociado a EE.UU., lo que le otorgó cierta autonomía, aunque Washington se reserva apartados como moneda, defensa, fronteras y relaciones diplomáticas, entre otros.