Tranque tras corte en hospital (horizontal-x3)
La Clínica Santa Rosa, con capacidad de unas 80 camas, atendía a más de una veintena de pacientes cuando sufrió la interrupción en el servicio eléctrico. (Tony Zayas)
Mientras la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) alcanzaba acuerdos que evitaban la suspensión del servicio eléctrico en el Hospital del Maestro en San Juan y el Hospital Oncológico de Ponce, se mantenía en un tranque con la Clínica Santa Rosa de Guayama, entidad a la que en horas de la tarde de ayer le devolvieron temporeramente el servicio por orden del tribunal.
El desacuerdo continuó pese a las extensas conversaciones entre los abogados de las partes, quienes consumieron casi todo el tiempo de la audiencia programada para ayer en la Sala 303 del Centro Judicial de Guayama, discutiendo en privado una oferta económica de la Clínica, que al final del día fue rechazada por la AEE, al estimarla como insuficiente. 
No se revelaron detalles de la oferta económica. Carlos Aquino, jefe de la División de Litigaciones de la AEE sólo afirmó que la postura de la AEE es que la Clínica tiene que al menos ponerse al día en sus planes de pago o hacer un pago razonable en comparación con la cantidad de dinero que le deben a la corporación pública. 
 “La posición es que tienen que pagar o por lo menos cumplir con los planes de pagos que existen o hacer una oferta realista que le permita a la Autoridad cumplir con sus procedimientos”, dijo Aquino, al salir de la sala de la jueza Cristina Suau González, donde se atiende el interdicto preliminar radicado por los abogados de la Clínica. 
Las argumentaciones, ayer frente a la jueza, no abordaron a fondo las controversias detrás del caso. Tampoco se presentó formalmente prueba ante Suau González. Cada una de las partes se limitó a explicar brevemente sus alegaciones básicas. 
Los abogados de la Clínica, Ricardo Carrillo y Carlos Rodríguez García, alegaron que el corte del servicio eléctrico ocurrido el jueves no cumplió con los procesos reglamentarios de la corporación pública. Específicamente, dijeron que la AEE notificó tardíamente su intención de suspender el servicio. Además, Rodríguez García alegó que el plan de pago vigente entre la AEE y la Clínica no estipula que si no se cumplía con los desembolsos, se podía proceder con la suspensión del servicio. Esto último, sin embargo, fue desmentido posteriormente por la abogada de la AEE, Rebeca Torres.  
Los representantes legales de la Clínica argumentaron, además, que la cifra de $3.8 millones que le atribuye la AEE no es real y que se han objetado muchos de los cargos que contribuyen a esa suma. Carrillo específicamente precisó que la Clínica está actualmente bajo un proceso de reestructuración y que le han pedido a la AEE el espacio suficiente para ellos reorganizar sus finanzas y sus operaciones de modo que puedan cumplir con los planes de pago ya establecidos.
Además alegó que la acción de la AEE podría obligar al hospital a incumplir con algunos estatutos que limitan el traslado de pacientes comprometidos, lo que estaría en contra de algunos principios legales.
En un aparte con la prensa, una vez terminada la audiencia, Carrillo indicó que los problemas económicos que sufre la Clínica se deben, en gran medida, a que el propio gobierno y los planes médicos le deben sumas considerables. 
“Hay unas agencias de gobierno que deben dinero, hay unos planes médicos que deben dinero. Eso afecta la capacidad económica, no solamente del hospital, sino de cualquier deudor”, dijo Carrillo. 
La versión de la AEE
Aquino, por su parte, repasó las fechas de las notificaciones previas a la suspensión del servicio, ilustrando el cumplimiento con los procedimientos reglamentarios de la corporación pública, específicos para las instalaciones médicas.
Por su parte, Torres relató que los esfuerzos de cobro de la AEE comenzaron desde el 2009, cuando se firmó el primer plan de pago entre la corporación pública y la Clínica.
En esa ocasión, era por deudas que se generaron desde el 2006. Es decir, desde hace alrededor de diez años, la institución médica tiene problemas con cumplir con su pago de electricidad.
Señaló que desde ese entonces se han establecido varios planes de pago que la Clínica ha incumplido, el más reciente establecido a finales del 2015.
En esos planes de pago, argumentó por su parte Aquino, la Clínica aceptó el monto de la deuda reclamado por la AEE.
“A la AEE no le quedó más remedio que suspender el servicio... Se les dio múltiples oportunidades”, dijo el funcionario.
Carrillo, sin embargo, alega que durante la negociación de esos planes de pago, sí se objetó la suma, pero al final el proceso terminó entablando el acuerdo.
De hecho, esta última controversia sobre la aceptación de la deuda por parte de la Clínica establece las bases para la petición de desestimación que presentará la AEE el próximo jueves, cuando continuarán, a eso de las 10:000 de la mañana, los procedimientos en la sala de la jueza Suau González.
La Clínica Santa Rosa, con capacidad de unas 80 camas, atendía a más de una veintena de pacientes cuando sufrió la interrupción en el servicio eléctrico. 
Entre el jueves y ayer, viernes, cuando se restableció el servicio, la Clínica operó utilizando una planta de generación de electricidad. 
Los otros acuerdos
Mientras se disputaba el caso en el Tribunal de Guayama, la AEE informó en una comunicación escrita que había llegado a acuerdos con las otras dos instituciones que enfrentaban una posible suspensión del servicio eléctrico. 
La directora de Servicio al Cliente de la AEE, Carmen Flores Torres, informó que tanto el Hospital del Maestro en San Juan como el Hospital Oncológico en Ponce realizaron los pagos requeridos por la AEE para asegurar la continuidad de los servicios. 
“Actualmente el Hospital del Maestro y el Hospital Oncológico de Ponce se encuentran en cumplimiento con el plan de pago establecidoy nos mantenemos en diálogo franco y abierto con sus representantes para beneficio de todas las partes”, expresó la funcionaria en una declaración escrita.
El administrador del Hospital del Maestro, Jorge Torres Otero, por su parte, aseguró que con el pago se garantiza la continuidad de los servicios a los pacientes. 
“Logramos una negociación con la AEE, acuerdo que permitirá seguir operando como lo acostumbrado”, dijo el ejecutivo. 
Flores Torres, por su parte, no reveló la cantidad de dinero que debían estas instituciones, aunque la AEE ha mencionado que alcanza sumas millonarias. 
La funcionaria, además, aseguró que continuarán con los esfuerzos de cobro de dinero en la AEE, instrumentalidad que en la actualidad enfrenta serios problemas económicos y que se encuentra en proceso de implantar un proceso de revitalización y revisión tarifaria, como parte de un acuerdo con sus acreedores para reestructurar su deuda pública, que alcanza unos $9,000 millones.