Surge oferta para evitar cierre del Museo del Niño de San Juan (semisquare-x3)
El Museo del Niño de San Juan abrió hace 22 años. (Archivo / GFR Media)
En la víspera del día en que se supone que cierre sus puertas el Museo del Niño en el Viejo San Juan, surgió una oferta para que pueda extender su historia de más de dos décadas.
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, informó este viernes que le ofreció a la administración del Museo un donativo para continuar con sus operaciones en un acuerdo de colaboración para incluirlo en la oferta cultural de la alcaldía capitalina.
Cruz indicó que personal de su oficina se comunicó hoy mismo con la directora y fundadora del museo, Carmen Vega, para presentarle la propuesta para cubrir los $200,000 anuales que necesita el museo.
"El donativo se dividiría en dos partes porque el año fiscal cierra en junio. Así que el primer donativo sería de $70,000 para cubrir los meses de abril, marzo, mayo y junio. Los otros $130,000 serían para operar a partir de julio", explicó Cruz en entrevista telefónica con este medio.
"El primer donativo para cubrir los primeros cuatro meses nos daría tiempo para elaborar un acuerdo colaborativo en el que el Municipio pueda incluir al museo en su oferta cultural y en todas aquellas actividades de difusión de información que tenga el Municipio", agregó.
La alcaldesa enfatizó en que el Municipio no tomará control del Museo, sino que la entidad mantendrá la operación que ha mantenido desde que abrió al público hace 22 años.
"Ellos siempre van a mantener la visión completa de lo que es el Museo. Nosotros vamos a ver cómo podemos ayudarlos en su oferta y para que lleguen más persona a visitarlo", sostuvo. "El Museo del Niño es parte integral de la oferta sanjuanera. Puede haber una sinergía con los otros parques que hemos reabierto, como el Parque Luis Muñoz Marín y el Parque de las Palomas".
"Hemos recibido de 7,000 a 8,000 personas en los pasados fines desde semana en el Parque Luis Muñoz Marín desde que reabrió. Podemos poner un trolley para que los interesados puedan ir de ese parque al Museo del Niño, al parque de las Palomas. También podemos incentivar las visitas ponchando el boleto para los que usen estacionamientos municipales. Hay varias opciones que podemos explorar, porque la oferta del museo es cónsona con la política pública de impulsar la plataforma cultural como vía de desarrollo social y económica", agregó.
Este museo, ubicado entre la Catedral de San Juan y La Fortaleza en el Viejo San Juan, fue el primer museo para niños en Puerto Rico cuando abrió hace 22 años, tras seis años de planificación.
Después de una época de gran auge, en los años recientes experimentó una reducción en la cantidad de visitantes. Al no contar con apoyo económico del sector público ni privado, la administración se encontró sin dinero para operar y decidió cerrar. 
La Junta de Directores decidió que hoy, viernes, sería el último día para recibir excursiones escolares. Mañana, sábado, sería el último día en que el Museo permanecería abierto para el público general y está planificado un día familiar de despedida con una serie de actividades para niños, adolescentes y adultos.
Por su parte, la directora y fundadora del Museo, Carmen Vega, confirmó que recibió la oferta en la tarde de hoy y señaló que llevaría la propuesta ante la Junta de Directores del Museo para tomar una decisión.
Mientras, indicó que se mantiene en pie el programa de mañana, sábado, de 11:00 de la mañana a 5:00 de la tarde. Además de las exhibiciones del Museo, habrá zanqueros, juegos, manualidades, caricaturistas, payasos y pintada de caras, entre otras actividades.
Para Vega y las dos empleadas de la institución, estos últimos días han sido muy difíciles. Una de ellas estalló en llanto el jueves, cuando un grupo de alumnos se despidió de ella con un abrazo colectivo.
Desde la puerta del Museo, esta mañana, Vega esperaba las últimas excursiones de estudiantes con una mezcla de emociones. Por un lado lamentaba el desenlace, sabiendo que añorará el frenesí de niños disfrutando, pero, de otro lado, dijo que estaba satisfecha de haber cumplido con la misión que se propuso tres décadas atrás.
"Fue bien difícil (la decisión de cerrar), especialmente para mí, que soy la fundadora. He dedicado casi 30 años de mi vida a este proyecto", expresó Vega, sin dejarse dominar por la resignación.
"Pero sé que se logró el objetivo, que era impactar la vida de muchas personas y crear conciencia de que la educación es la contestación a todos nuestros problemas", destacó. "Si educamos bien a nuestra niñez, eso es todo, eso es lo que tenemos que hacer y todo caerá en su sitio".
Queda por verse si mañana, sábado, las puertas del Museo cierran para siempre o si habrá un nuevo día la semana siguiente para seguir adelante con su misión de educar y entretener.