Pedro Pierluisi (horizontal-x3)
“Le estoy diciendo al liderato local: ‘Ojo, cuidado cuando se ponen a criticar esto y se les va la mano, porque nos podemos quedar sin la soga y sin la cabra’”, sentenció Pedro Pierluisi. (Juan Luis Martínez Pérez)
Ante el mar de críticas que ha generado la propuesta congresional para imponer una junta de control fiscal en Puerto Rico, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, estableció hoy que esa es la única alternativa que se tiene para lograr mecanismos para reestructurar la deuda. 
“Le estoy diciendo al liderato local: ‘Ojo, cuidado cuando se ponen a criticar esto y se les va la mano, porque nos podemos quedar sin la soga y sin la cabra’”, sentenció en una conferencia de prensa realizada en la sede del Partido Nuevo Progresista (PNP). 
Agregó que su pedido es que “nos enfoquemos en la medida, levantemos nuestro señalamiento, pero reconozcamos que si quieres un mecanismo de reestructuración de deuda vas a tener una junta de control fiscal”. 
Pierluisi insistió en que para lograr resolver la deficiencia económica que enfrenta el gobierno se debe aceptar la junta y luchar para enmendar aspectos que puedan rayar en lo que catalogó como irrazonable o antidemocrático. Comentó que no hacerlo representaría que Puerto Rico tenga que emitir dos pagos millonarios que vencen en mayo y julio próximo. Se estima que estos pagos ascienden a $1,000 millones, dinero que ya el gobernador Alejandro García Padilla ha dicho que el gobierno no tiene. 
“De nada sirve estar pregonando que esto es un territorio y el Congreso tiene poderes plenarios sobre Puerto Rico. En vez de quejarse al respecto, hay que darse cuenta que hay una crisis inmediata… No poder reestructurar, es pagarlo no importa qué. Esas son las consecuencias”, sentenció. 
De su parte, dijo que se mantendrá en conversaciones con el congresista republicano Rob Bishop y su equipo, quienes están a cargo del borrador de la medida que crea la junta, para lograr introducir las enmiendas necesarias. 
Mencionó, por ejemplo, que ya logró incluir la Sección 408 que establece “el derecho de nuestro pueblo a determinar nuestro status político futuro por vía de una consulta avalada por el gobierno federal”. 
El también presidente de la Palma anticipó que se enfocará en resolver otros tres problemas que tiene el borrador del proyecto de ley. Estos son: establecer una vigencia de la junta de tres a cuatro años, eliminar la potestad que se le daría a ese organismo para revisar y revocar legislación aprobada por la Legislatura, así como eliminar la inherencia que tendrían sus miembros en la operación diaria del gobierno. 
“Estamos confiados de que el proyecto se enmendará para atender nuestros planteamientos”, indicó Pierluisi. 
Asimismo, explicó que los congresistas republicanos reconocen que necesitan el voto de los demócratas para aprobar la medida. Dijo que por ello mantienen una buena comunicación con él como comisionado residente. 
“Yo estoy dispuesto a apostar que si yo decido combatir este proyecto a como dé lugar en las filas demócratas, me van a apoyar (para que no se convierta en ley). Ahora bien, los republicanos sabeneso y yo no quiero convertir esto en una lucha entre republicanos y demócratas, porque los republicanos saben que yo soy pragmático y no estoy en estas”, afirmó. 
Oposición de “niños chiquitos” 
Tras lanzar la advertencia de los riesgos que se corre Puerto Rico de no aprobar una legislación que impulse una reestructuración de la deuda pública, Pierluisi reconoció que dentro de su partido hay cuestionamientos sobre su trabajo como comisionado para lograr que la medida congresional que crea la junta sea aprobada con enmiendas.
De hecho, concedió que los congresistas reconocen que está inmerso en una campaña primarista por la gobernación contra Ricardo Rosselló Nevares. 
“Allá saben, en el Congreso mis colegas saben que hay un proceso de primarias, que vienen unas elecciones y saben que, algunos, si yo digo negro, dicen blanco”, sostuvo.
¿Se refiere a Rosselló Nevares? , le cuestionó este medio. 
“Me refiero a quien sea, a quien le caiga el sayo. El que lleve la contraria meramente porque yo soy candidato a la gobernación, pues le cae el sayo. Ahora, si tiene justificación en sus planteamientos, siempre que me hablen con mérito y fundamentos, yo considero las cosas. Cuando es así, que es meramente como si fueran niños chiquitos, negro y blanco, pues a eso yo no le presto mayor atención”, manifestó Pierluisi, quien luego se rió al afirmar que ya tiene experiencia con niños pequeños, pues tiene hijos y nietos.