María Elena Carrión (horizontal-x3)
María Elena Carrión, esposa de Pedro Pierluisi, hizo un llamado para que más féminas se integren a la fuerza laboral. (Suministrada)
El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, junto con María Elena Carrión, su esposa, abogó este sábado por la igualdad para las mujeres en el reconocimiento de derechos y oportunidades.
Asimismo, como parte de la continuación de su presentación de las Soluciones Reales para levantar a Puerto Rico, el aspirante a la gobernación bajo la insignia de la Palma, pidió mayor protección para las víctimas de violencia de género. 
“Como gobernador, ampliaré los servicios de la Procuraduría de la Mujer para atender todos los aspectos que inciden sobre la violencia doméstica: el educativo, el psicológico, el familiar, el cívico, el preventivo, el de ley y orden, y el punitivo”, manifestó el también comisionado residente en Washington sobre lo que sería parte de una estrategia que denominó “Brigada contra el Abuso a la Mujer”.
El político prometió promover programas de prevención para víctimas de violencia doméstica que tienen órdenes de protección vigentes con el apoyo de las policías municipales, y los servicios y campañas para incluir el abuso sexual. 
También expuso su propuesta de presentar legislación para enmendar el Código Penal, ya que apoya aumentar las penas en ciertos delitos. 
“Enmendaré el Código Penal para reinstalar penas más severas para ciertos crímenes como los delitos violentos de robo (que fueron reducidos de 20 a 15 años y de 30 a 25 años, en su modalidad agravada) y los delitos de escalamiento. Mi compromiso es asegurar que nuestras calles sean más seguras y que quien cometa delito, pague severamente por ello”, apuntó por escrito el líder novoprogresista.
Carrión, por su parte, llevó un mensaje similar a los actos de reconocimiento a mujeres trabajadoras en el municipio de Fajardo, donde también enfatizó la importancia de que más féminas se unan a la fuerza laboral.
“La igualdad para las mujeres fomenta el crecimiento económico”, pronunció 
Según Carrión, “uno de los objetivos cruciales de nuestra lucha por la igualdad, tanto de género como laboral, es lograr que estas reciban la misma paga que los hombres por el mismo trabajo, al mismo tiempo que mejoramos las condiciones laborales en el proceso”.
Asimismo añadió que “en Puerto Rico, más mujeres se gradúan de bachillerato y maestría que los hombres; sin embargo, las mujeres componen solamente el 32% de la fuerza laboral. ¡Esto no es aceptable! ¡Y tiene que cambiar! Imagínense lo que lograríamos si más mujeres se sumaran a la fuerza laboral, haciendo en el trabajo lo mismo que hacen en los hogares”. 
“Si logramos que más empresas en Puerto Rico se unan a esta misión y se comprometan a extender las mismas oportunidades laborales a sus empleadas, le haremos justicia a la mujer a la vez que impulsamos nuestra economía... que tanta falta nos hace en estos momentos”. 
Carrión apoyó el establecimiento de cuotas mínimas de mujeres en las juntas de directores de las grandes compañías, como lo han hecho países como Canadá, Inglaterra y Francia.