Paralizarán las terapias a niños de educación especial (vertical-x1)
Las dos entidades que agrupan a los terapistas y especialistas que atienden a estudiantes con impedimentos y condiciones de salud realizarán mañana una manifestación frente al Departamento de Hacienda. (Archivo / GFR Media)
Cientos de estudiantes de Educación Especial podrían dejar de recibir sus terapias a partir de mañana, cuando sus terapistas dejarán de dar servicios a raíz de los atrasos del Gobierno para pagarles el dinero que les adeuda.
Las dos entidades que agrupan a los terapistas y especialistas que atienden a estudiantes con impedimentos y condiciones de salud realizarán mañana una manifestación frente al Departamento de Hacienda para exigir que se emitan los cheques que se les debe tanto a individuos como a corporaciones contratadas por el Departamento de Educación, señaló el portavoz de la Asociación de Profesionales y Proveedores de Servicios de Terapias (APPST), Víctor Moreno.
A raíz de los problemas de liquidez que enfrenta el Gobierno, decenas de profesionales llevan desde el semestre pasado sin cobrar pues los cheques que Educación autoriza no salen de Hacienda por falta de fondos, indicó el portavoz del Movimiento de Profesionales de la Salud, Josué Pérez.
“Yo te puedo trabajar un mes completo sin cobrar, pero no dos, tres ni cuatro. Eso me lo puedes hacer si lleves cinco meses pagando bien y me pagas uno mal, pero ahora mismo llevamos dos años en esto, no hay ningún especialista que pueda pasar un mes más sin cobrar”, expresó Pérez.
Por ejemplo, Pérez relató que sin sus pagos hay terapistas que ya no pueden costear la gasolina que necesitan para llegar a las escuelas o los hogares de los alumnos que atienden, situación  sin contar que muchos no tienen dinero tan siquiera para pagar sus propias deudas y deben ingeniárselas para comprar alimentos para sus propios hijos, denunció Moreno.
La semana pasada, transportistas que trabajan en las regiones educativas de Arecibo, Bayamón y San Juan también amenazaron con suspender los servicios, pero desistieron luego que el secretario de Educación se comprometiera en hacer gestiones para agilizar sus pagos.
“En este momento se nos deben millones de dólares. Para el Gobierno, los terapistas somos una deuda y los estudiantes solo un número, pero esto es una crisis”, indicó Pérez.
Durante meses, los terapistas han denunciado las irregularidades que enfrentan para recibir sus pagos y se han reunido infructuosamente tanto con funcionarios de Educación como asesores del gobernador, recordó Moreno.
“No sabemos qué más hacer, hemos tocado todas las puertas del país y nadie hace nada”, manifestó Moreno.