Nuevas patrullas de la Policía serán usadas en áreas de mayor incidencia criminal (horizontal-x3)
La inversión para comprar los equipos sobrepasa los $3 millones y proviene del presupuesto general de la Policía. (Wanda Liz Vega Dávila)
Gurabo - Las áreas policíacas de San Juan, Carolina, Bayamón y Aibonito recibieron durante este viernes nuevas patrullas y motoras para reforzar la vigilancia preventiva tras reportarse un incremento en la incidencia criminal durante el primer trimestre de este año.
Durante una conferencia de prensa en conjunto con el superintendente José Caldero realizada en la Academia de la Policía en Gurabo, el gobernador Alejandro García Padilla hizo entrega de 50 patrullas, igual cantidad de motoras y de un helicóptero para aumentar así la flota del Negociado de Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA). 
La inversión sobrepasa los $3 millones y proviene del presupuesto general de la Policía. 
“Esto es una asignación de fondos de nuestro presupuesto, que hasta el momento no se nos ha recortado. Este equipo está siendo asignado a las áreas de San Juan, Bayamón, Carolina y Aibonito que es donde hemos tenido un aumento en los asesinatos. Estos vehículos van a ir a los lugares de alta incidencia criminal de acuerdo al análisis que hemos hecho”, sostuvo Caldero, durante la rueda de prensa. 
En lo que va de año la cifra de asesinatos se ha incrementado en un 24.7% en comparación con el año pasado. Según el gobernador ha repetido, durante el 2015 hubo una baja sin precedentes de estos delitos. 
Según las estadísticas oficiales de la Policía los delitos contra las personas, que son los asesinatos, violación, robo y agresión agravada reflejan un incremento de un 4%, mientras que los delitos contra la propiedad han disminuido en un 8.2%. 
“Pasamos de la época de más crimen en la historia a uno de los períodos de menos crimen en las últimas décadas”, detalló García Padilla, al resaltar los resultados de su plan anticrimen. 
El superintendente agregó que durante las próximas semanas anunciará los traslados de oficiales de la Policía que ascendieron el mes pasado, en los puestos de supervisión. 
El gobernador recordó que cuando asumió el cargo FURA tenía funcionando un solo helicóptero y en la actualidad, con la nueva adquisición, se aumenta la flota a 8 naves y dos aviones. 
Este helicóptero marca Bell modelo 206, es un excedente del Ejército de Estados Unidos que fue donado. La restauración estuvo a cargo de la compañía Ecolift Corp., cuyas oficinas fueron allanadas durante el mes de septiembre del 2015 por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) como parte de una pesquisa de alegada corrupción.
El gobernador confirmó que siguen haciendo negocios con la compañía Ecolift, justificando el hecho de que esta empresa le da servicios a las fuerzas aéreas de varias naciones en Latinoamérica, al tiempo que aclaró que la investigación federal no iba dirigida contra la Policía. 
“Hubo una investigación que salió públicamente del suplidor y del lugar donde estaban dándole mantenimiento a los equipos, pero no era una investigación contra la Policía, ni al equipo de la Policía, sino al suplidor, a la compañía privada”, sostuvo García Padilla. 
De su lado, Caldero López, confirmó que la Oficina del Contralor se encuentra auditando el Negociado de FURA y la Unidad Aérea. 
García Padilla hizo un recuento de los logros de su administración en el área de seguridad en medio de la crisis fiscal y afirmó que la evolución de la Policía, que atraviesa por un proceso de reforma, es el reflejo de la transformación del país.