(horizontal-x3)
Aida Díaz trajo al Capitolio las 25,000 firmas de empleados de Educación que se oponen a la medida del presidente del Senado, Eduardo Bhatia. (Luis Alcalá del Olmo)
En un intento por demostrar el mollero electoral del magisterio, líderes de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) llegaron este lunes hasta el Capitolio con varias pilas de papeles que contenían sobre 25,000 firmas de diversos empleados del Departamento de Educación (DE) que se oponen a la propuesta de alianzas educativas que impulsa el presidente del Senado, Eduardo Bhatia. 
Poco antes de entregar personalmente los documentos a la representante Brenda López de Arrarás, presidenta de la Comisión cameral de Educación, Para el Fomento de las Artes y la Cultura, la dirigente de la AMPR, Aida Díaz, advirtió que el magisterio estará atento al proceder de los legisladores en torno al Proyecto del Senado 1456 (P. del S. 1456), y anticipó que en los comicios generales castigarían con su voto a aquellos candidatos que respalden la medida. 
“Hoy reafirmamos nuestro rechazo a este proyecto que, aunque lo nieguen algunos, privatiza el sistema público de enseñanza. Les recordamos a los legisladores que estamos pendientes de su voto, y nuevamente pedimos que rechacen este proyecto nefasto”, indicó Díaz a los periodistas a su llegada a la Casa de las Leyes. 
“El que vote a favor de este proyecto sabe que no puede contar con el voto del magisterio, ni el de sus familia, ni el de sus allegados, que lo sepan los legisladores. El maestro que se respete no puede votar por alguien que votó a favor de esto. Ya nos lo hicieron por el Retiro, si lo hacen por esto, sería peor todavía”, enfatizó la líder gremial.
Díaz estuvo acompañada por Noel Cedeño, secretario general de la Local Sindical de la AMPR; Wildaliz Quiles, de la Asociación de Empleados de Comedores Escolares, y Edmeé Castellar, representante de Personal Secretarial de Servidores Públicos Unidos.
La lista de más de 25,000 firmantes incluye a educadores, conserjes, trabajadores de comedores escolares y personal administrativo del DE, según Díaz. 
El grupo insistió en que la pieza legislativa representaría la privatización del sistema público, no provee mecanismos suficientes para fiscalizar el uso de fondos públicos por parte de las entidades privadas que administrarían las escuelas y no garantiza la seguridad de empleo para los docentes y otro personal que laboraría en los planteles que operen bajo alianzas. 
Según Díaz, no bajarán la guardia hasta conseguir que la medida sea derrotada en la Cámara de Representantes, y opinó que, si finalmente pasa el cedazo legislativo, el gobernador Alejandro García Padilla debe vetarla. 
“El gobernador no debe endosar ni firmar un proyecto como este cuando lo que le queda son unos meses en Fortaleza, y debe permitir que el próximo gobernador sea quien tome la decisión. De todas maneras, si ese proyecto se aprueba, nosotros vamos a estar tomando otros pasos”, indicó sin precisar más detalles. 
Aunque evitó identificarlos, la presidenta de la AMPR aseguró que se ha reunido con dos de los aspirantes a la gobernación de los dos partidos políticos principales, y dijo que ambos supuestamente se oponen a la pieza legislativa de Bhatia. 
“Yo quisiera que ellos lo dijeran, según me lo dijeron en privado, quisiera que lo dijeran públicamente”, indicó la líder magisterial, quien anticipó que próximamente se reuniría con un tercer candidato al máximo puesto Ejecutivo. 
El Proyecto del Senado 1456 permanece ante la Comisión cameral de Educación, Para el Fomento de las Artes y la Cultura, que deberá rendir pronto un informe tras culminar el proceso de vistas públicas. 
La representante López de Arrarás ha expresado públicamente que tiene reservas con el modelo propuesto en el proyecto, mediante el cual los planteles con el rendimiento académico más bajo serían administrados por entidades privadas, municipios o universidades. No obstante, la legisladora popular dijo que procuraría presentar una versión enmendada que mantenga aquellas áreas de consenso discutidas durante las audiencias públicas.