Policía (horizontal-x3)
(Archivo / GFR Media)
Un guardia de seguridad de una planta de tratamiento de aguas sanitarias de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) en Barceloneta fue asesinado en la madrugada de hoy, miércoles, en circunstancias que son investigadas por la Policía.
El comandante Ángel Viera, jefe del Cuerpo de Investigación Criminal de Arecibo, indicó que la víctima fue identificada como Omar Enrique Ramos Rosa, de 57 años y residente de Ciales. Dijo que este llevaba varios años laborando para la compañía St. James como guardia de seguridad desarmado. 
“Todavía no tenemos un móvil claro, porque aquí es un sitio donde no se brega con dinero. Esto es una planta de tratamiento de aguas sanitarias. Estamos verificando qué motivo ocasionó esta muerte vil y cobarde de este señor, que se encontraba en un cuarto de entretenimiento. Aparentemente, lo cogieron viendo el televisor. Tiene el control en la mano. Lo sorprendieron y no le dieron oportunidad”, explicó el funcionario en entrevista telefónica con este medio. 
Señaló que en la estructura donde ocurrió el crimen no hay cámaras de seguridad. Sí lo hay en la entrada a la planta de tratamiento, ubicada en la carretera PR-684, a la altura del barrio Palma Alta de Barceloneta. 
Expuso que Ramos Rosa, quien presenta varios impactos de bala en su cuerpo, no tiene expediente criminal. Por el momento, tampoco ha surgido que tuviese problemas con alguien.
“Entendemos que esto fue una muerte viciosa y cobarde, porque aquí no hay dinero. Estamos hablando de una planta de tratamiento. Estaba en su trabajo y fue asesinado de la manera en que fue asesinado”, argumentó. 
El crimen se reportó a eso de las 5:00 a.m., cuando el guardia se encontraba en su turno de trabajo. Específicamente, la víctima entró a trabajar a las 11:00 p.m. de ayer, martes, y salía a las 7:00 a.m. de este miércoles.
“Un supervisor de la compañía de seguridad St. James fue el que lo encontró tirado en el piso”, dijo la portavoz de prensa de la AAA, Zuania Pagán. 
El fiscal Israel Chico Juarbe, y el agente Carlos Cruz Román, de la División de Homicidios de Arecibo, investigan.