Centro de Control de Envenenamiento (vertical-x1)
El Centro de Control de Envenenamiento de Puerto Rico cuenta con la línea telefónica gratuita 1-800-222-1222, que opera las 24 horas y los siete días de la semana y en español. (Archivo / GFR Media)
Un tercio de las 6,437 llamadas relacionadas con exposiciones a sustancias, recibidas por el Centro de Control de Envenenamiento de Puerto Rico (CCE) el año pasado, estaban relacionadas con incidentes en que estuvieron afectados menores de 0 a 6 años.
Así lo informó hoy, miércoles, la directora de la entidad, Marisol Andino, durante una conferencia de prensa como parte de la Semana de la Prevención del Envenenamiento, que inició el 27 de marzo y finaliza este sábado, 2 de abril.
Además, “se recibieron 1,637 casos de intentos suicidas para un 26%, de los cuales cinco lograron su propósito”, señaló la funcionaria. De esa cifra global de intentos suicidas, el grueso –unos 1,002 casos- se ubica en el renglón de personas de 22 a 59 años. 
Sin embargo, también se reveló el alarmante número de 505 casos en que estuvieron involucrados jóvenes entre los 12 y los 21 años. 
Los decesos por envenenamiento se colocan en la primera posición entre la lista de muertes violentas en Estados Unidos. 
“Los casos de envenenamiento son más comunes de lo que podríamos imaginar. La mayoría de ellos ocurren en el hogar y el 90% se pueden prevenir. Por lo tanto, los adultos deben seguir los consejos que les damos para prevenirlo”, dijo por su parte el doctor Andrés Britt, toxicólogo y fundador del CCE, entidad que recibe unas 30 llamada al día, mayormente de parte de la población en general y hospitales.
El galeno recalcó la importancia que tiene la orientación a la comunidad mediante programas educativos que alerten sobre el uso incorrecto de medicamentos, plaguicidas, productos de uso casero y otros productos químicos que son dañinos a la salud. 
“Orientándonos es la forma más efectiva de combatir el envenenamiento… Exhorto a los custodios de menores y mayores de edad a prestar mucha atención para evitar al máximo que hagan uso de sustancias tóxicas”, dijo Britt al indicar que el CCE cuenta con la línea telefónica gratuita 1-800-222-1222, que opera las 24 horas y los siete días de la semana y en español.
Para evitar incidentes de envenenamiento, la educadora Elba Hernández advirtió sobre el peligro que representa que adultos tomen medicamentos frente a niños. 
“Los niños son muy curiosos y todo lo que ven lo quieren imitar”, expuso. Exhortó también a evitar referirse a los medicamentos como dulces y mantener los productos químicos y plaguicidas fuera del alcance de los menores.
Otras recomendaciones son: leer las etiquetas de los medicamentos; durante la noche, encender la luz para tomarlos; no comprar medicamentos en grandes cantidades; mantener todos los productos químicos y plaguicidas en su envase original; no utilizar plaguicidas de uso exterior dentro del hogar; mantener fuera del alcance de los niños todo lo que pueda considerarse venenoso; utilizar aditamentos de seguridad para los gabinetes; no permitir que menores despachen gasolina, y no automedicarse.
Se informó que los medicamentos más involucrados en casos de intoxicación son analgésicos, ansiolíticos, antidepresivos, hipnóticos, antipsicóticos y cardiovasculares. Además, los productos domésticos como detergentes, insecticidas y pesticidas. Entre los niños, mayormente las intoxicaciones ocurren con medicinas para el catarro y para atender las alergias.