(semisquare-x3)
El jueves, el Departamento de Educación aseguró que liberó un pago más de $500,000 oara IMEI. (Archivo GFR Media)
Tras llegar a un acuerdo con el Gobierno, una de la instituciones privadas que brinda servicios  a estudiantes de Educación Especial determinó adejar sin efecto la suspensión de los servicios  que había anunciado esta semana para más de 200 estudiantes con impedimentos y condiciones de salud.
El Instituto Modelo de Enseñanza Individualizada (IMEI)  de San Juan anunció que continuará dando serviciendo a los estudiantes del Departamento de Educación que atiende mediante el mecanismo conocido como compra de servicios, luego que el miércoles notificara a los padres que las clases para estos alumnos se darían   hasta el 15 de marzo. La cancelación  respondía a los atrasos en pagos  del Gobierno. “Hemos logrado nuevos acuerdos con el Departamento de Educación que evitan la interrupción que había sido anunciada anteriormente. La administración sigue proactiva y ha desarrollado y presentado un plan que aseguraría la continuidad de los servicios. Sin embargo, la efectividad de este plan dependerá de que el DE cumpla con el mismo rigurosamente”, lee la misiva que la administración de IMEI envió ayer a los padres de sus estudiantes.
Luego que se anunciara la intención de cancelar servicios, el secretario asociado de Educación Especial del Departamento de Educación, Carlos Rodríguez Beltrán, adelantó el jueves que el Departamento de Hacienda ya  había liberado un pago de más de $500,000 para IMEI, acción tras la cual se mostró esperanzado en que la institución no dejará de atender a los alumnos del sistema público. En la carta a los padres, la administración de IMEI no menciona el pago recibido ni los detalles del acuerdo con el Gobierno.
La compra de servicios es un mecanismo que se utiliza para proveer servicios adecuados a los estudiantes de Educación Especial cuando se evidencia que el Departamento de Educación no puede hacerlo. 
A través de este mecanismo, los alumnos reciben clases y, en la mayoría de los casos, terapias, en colegios privados y el Gobierno cubre los gastos.  En la mayoría de los casos, la compra de servicios se concreta tras la determinación de un juez administrativo del propio Departamento de Educación o a través de una orden judicial luego que los padres demandan en los tribunales.
A raíz de los problemas de liquidez del Gobierno, los proveedores de servicios de Educación Especial han denunciado durante meses atrasos en los pagos que deben recibir del Departamento de Educación. Aunque los procesos de facturación en la agencia se han agilizado, aún hay más de $20 millones en deudas por pagar debido a que los cheques no han salido del Departamento de Hacienda, explicó Rodríguez Beltrán. En varias instancias, la jefatura del Departamento de Educación ha asegurado que los pagos a Educación Especial son la principal prioridad del Gobierno.