(horizontal-x3)
Nelson Colón Tarrats, presidente de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico, muestra el manifiesto firmado junto a representantes de fundaciones comunitarias de Estados Unidos e Iberoamérica. (Suministrada)
Representantes de más de 15 fundaciones comunitarias procedentes de Estados Unidos, España, Portugal, Brasil, Uruguay y México se reunieron recientemente en la Isla, donde firmaron el “Manifiesto: Solidaridad internacional con las comunidades vulnerables de Puerto Rico”.
En el documento, los firmantes resaltaron que aunque Puerto Rico cuenta con un Tercer Sector “vibrante y dinámico” que cobija a más de 11,500 organizaciones sin fines de lucro y sobre 150,000 empleados, necesita apoyo para continuar al servicio de las comunidades. 
“De acuerdo a un reciente estudio, menos de 0.05% de las fundaciones estadounidenses que enfocan en mercados hispanos otorgan dinero en Puerto Rico, posicionando a la Isla en un desierto filantrópico por más de un siglo”, apunta el manifiesto. A su vez, describe la inversión filantrópica y social en Puerto Rico como “limitada”, sobre todo ante los grandes retos que enfrenta el país debido a su precaria situación económica y fiscal.
Ante este cuadro, las fundaciones firmantes se comprometieron a “apoyar los trabajos de filantropía para la justicia social en Puerto Rico como una estrategia para reducir la desigualdad; convertirse en portavoces de Puerto Rico a través de las diferentes plataformas a la que tienen acceso; unirse como un sector filantrópico internacional para identificar soluciones conducentes al bienestar de las comunidades vulnerables de nuestros países, incluyendo a Puerto Rico; embarcarse en un intercambio de aprendizajes y experiencias con replicabilidad mundial; y lograr alianzas entre fundaciones internacionales, de Estados Unidos y Puerto Rico, para facilitar soluciones efectivas que contribuirán a la recuperación económica y social de Puerto Rico”, reza el documento.
La firma del manifiesto se dio gracias al evento “Conectando a fundaciones comunitarias de Iberoamérica y Estados Unidos con Puerto Rico”, en el que los representantes de las organizaciones participantes se expusieron por varios días a una serie de eventos, encuentros y presentaciones en torno a la actual y crítica situación económico-fiscal por la que atraviesa la Isla y dialogaron sobre el rol que tiene la filantropía en lograr la justicia social.
“Este encuentro permitió compartir experiencias y aprendizajes en torno a la filantropía y la justicia social, y cómo estos componentes varían dependiendo el contexto de cada fundación comunitaria. Permitió, además, sentar las bases para un intercambio estrecho y vinculante con la Isla en aras de continuar en la búsqueda de soluciones y alternativas para proteger a nuestras comunidades más vulnerables. Los intercambios continuarán y la Fundación Comunitaria habrá de actuar como puente y facilitador para así garantizarlo”, indicó Nelson Colón Tarrats, presidente de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico, que auspició el evento de la Red Iberoamericana de Fundaciones Cívicas o Comunitarias y el Community Foundations Leads.
El encuentro incluyó el intercambio de experiencias con varias organizaciones como PECES, Taller Salud y el G8 (de las ocho comunidades aledañas al caño Martín Peña). Además, los participantes se nutrieron de varias presentaciones sobre la situación del País por parte de la Red de Fundaciones de Puerto Rico, así como economistas, líderes sindicales y otros expertos.
Las fundaciones comunitarias provenientes de Estados Unidos que participaron del encuentro forman parte de Community Foundations Leads y las demás son de la Red Iberoamericana de Fundaciones Cívicas o Comunitarias. La actividad estuvo coauspicada por la Fundación Ángel Ramos, Ford Foundation y C.S. Mott Foundation.