(horizontal-x3)
El representante puertorriqueño Bob Cortes junto al senador puertorriqueño demócrata Darren Soto. (Suministrada)
Orlando, Florida- La Legislatura de Florida aprobó el jueves una resolución para pedir al Congreso en Washington que actúe sobre la crisis fiscal de Puerto Rico y desarrolle propuestas de desarrollo económico que de la Isla.
Con la aprobación de la resolución, el senador puertorriqueño demócrata, Darren Soto explicó, “personalmente espero que ellos (el Congreso) cambien el Capítulo 9, la Ley de bancarrota, para que Puerto Rico pueda consolidar la deuda bajo una bancarrota y que detengan los recortes (en fondos) de Medicare y Medicaid”. 
La resolución, que no necesita ser aprobada por el gobernador de Florida, Rick Scott, ahora pasa directamente al Congreso para que congresistas que apoyan solucionar la crisis en Puerto Rico, especialmente los puertorriqueños como Nydia Velázquez (D), Luis Gutiérrez (D), José Serrano (D) y el comisionado residente, Pedro Pierluisi, presionen al resto de sus colegas para que aprueben un proyecto de restructuración económica que ayude a la Isla.
La resolución reconoce a los boricuas que se han establecido en Florida, donde residen más de un millón de puertorriqueños, debido a la crisis en la Isla. El texto lee: “Una resolución sobre esta crisis es de particular interés para la Florida, no solo por la actividad económica significativa entre el estado y Puerto Rico, sino también por los más de un millón de residentes de la Florida que son de ascendencia puertorriqueña”.
Igualmente, se “insta al Congreso de Estados Unidos a promulgar la legislación para promover la recuperación económica en la comunidad de Puerto Rico en consonancia con los principios fiscales sólidos necesarios para reducir la deuda nacional”. 
El representante puertorriqueño Bob Cortes (R), que revisó la resolución, dijo que para lograr el apoyo de los legisladores republicanos, no se habla específicamente al Capítulo 9 o la sección 936, sino en que “el pueblo de Puerto Rico se beneficiaría de una promoción de la economía de la Isla”, para crear más empleos, entre otras cosas. 
Por otro lado, Soto comentó que la mayoría en el Senado aprobó la resolución por voto a viva voz y que espera se logre un alivio a la crisis de la Isla. La resolución fue aprobada esta misma semana en la Cámara de Representantes de Florida.
“Al menos (la resolución) muestra que Florida toma la crisis económica en Puerto Rico en serio”, sentenció Soto, quien estas elecciones busca ocupar una silla en el Congreso en Washington. 
La resolución se aprobó en la víspera de que la sesión de este año en la Legislatura del estado del sol terminara.