Luis Gustavo Rivera Seijo (horizontal-x3)
A Luis Gustavo Rivera Seijo, alias El Manco, se le imputa el asesinato del niño Lorenzo González Cacho. (Vanessa Serra Diaz)
La vista preliminar contra Luis Gustavo Rivera Seijo, alias El Manco, acusado por el crimen del niño Lorenzo González Cacho, inició esta mañana en la sala del juez Carlos G. Salgado Schwarz con el testimonio de un investigador forense que documentó con fotografías la escena del asesinato.
Jesús Ayala Rosario, quien se ha desempeñado como investigador forense durante 12 años, declaró que tomó 220 fotografías de la escena del crimen.
Esa documentación incluyó fotos del cuerpo del niño, mientras yacía en el en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Dorado, lugar al que fue llevado por su madre, Ana Cacho.
El menor fue asesinado el 9 de marzo del 2010, mientras se encontraba en su dormitorio, en la casa de su progenitora ubicada en la urbanización Dorado del Mar.
Cacho figura entre los testigos de la fiscalía.
También, el ministerio público citó como testigos a William Marrero y a Jesús Genaro Camacho, amigos de Cacho.
Camacho y Marrero fueron descartados como sospechosos por el Departamento de Justicia en esta etapa. Sin embargo, poco después del crimen las autoridades estatales llegaron a considerarlos como personas de interés.
Al presente, el secretario de Justicia, César Miranda, ha señalado que Marrero y Camacho no han sido implicados en el asesinato y destacó que la investigación que propició la acusación contra Rivera Seijo determinó que esos hombres no estaban en la casa al momento del crimen.
También figuran como testigos en la vista preliminar agentes investigadores del crimen, incluyendo uno adscrito al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés).