(horizontal-x3)
(GFR Media)
Los administradores del Hotel Dorset Primavera, ubicado en Rincón, podrían iniciar un plan de pagos para cumplir con la deuda de $603,575 que mantienen con el Estado por concepto del impuesto sobre la ocupación de habitaciones, al tiempo que impugnarán parte de la obligación contributiva.
Hoy durante una vista ante el juez Enrique Silva Avilés, del Tribunal de San Juan los abogados de Wilhem Sack, Harold Davies y el hotel informaron que existe una discrepancia sobre el monto de la deuda que alega el Estado y que presentarán evidencia de pagos realizados.
El licenciado Federico Rentas Rodríguez, representa a Davies y los licenciados Joseph Laws del Valle y Melanie Matos Cardona a Sack. Mientras, el licenciado Antonio Bennazar Zequeira representa a la hospedería.
Para aclarar la situación, el togado señaló una vista sobre el estado de los procedimientos para el próximo 12 de mayo.
Fuera de sala la fiscal Brenda Rosado Aponte, de la División de Delitos Económicos del Departamento de Justicia respondió que luego de que se establezca el plan de pagos "se estarían evaluando todas las posibilidades", ante una pregunta sobre la posibilidad de archivar o reclasificación los cargos que enfrentan los tres acusados. 
Apuntó también que se evaluarán los documentos que presentarán para determinar si en efecto se realizaron los pagos alegados.
El mes pasado, el Ministerio Público presentó 174 denuncias (58 por imputado) por cargos de apropiación ilegal de fondos públicos contra los administradores y la corporación por supuestamente dejar de remitir a la Compañía de Turismo $603,575 por concepto del impuesto sobre la ocupación de habitaciones.
El alegado incumplimiento de la remesa se extendió desde diciembre de 2008 hasta octubre del 2015.
De ser hallados culpables, los administradores se exponen a una pena de hasta 10 años de cárcel. La hospedería, que se acogió a la quiebra, podría perder su certificado de incorporación.