gobernador (semisquare-x3)
El primer mandatario dejó entrever que ignorará la orden emitida ayer, martes, por el juez del Tribunal Federal en Puerto Rico Juan M. Pérez-Giménez. (Jorge Ramírez Portela)
El gobernador Alejandro García Padilla afirmó este miércoles que continuará haciendo valer en la Isla la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos que viabiliza la celebración y el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo.
De esta forma, el primer mandatario dejó entrever que ignorará la orden emitida ayer, martes, por el juez del Tribunal Federal en Puerto Rico Juan M. Pérez-Giménez de que el caso Obergefell v. Hodges no aplica aquí por ser un territorio y no un estado. 
“El derecho fundamental al matrimonio igualitario ha sido validado y ordenado por el Tribunal Supremo Federal y por el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito de Boston”, apuntó García Padilla en comunicación escrita.
“En ese sentido, voy a respetar las determinaciones de tribunales de superior jerarquía que, agraciadamente, ordenan un proceder muy distinto al que propone el juez Pérez Giménez”, sostuvo el gobernador puertorriqueño. 
La decisión de Pérez-Giménez responde a un caso incoado por la abogada Ada Conde Vidal, junto con su esposa Ivonne Álvarez, y otros demandantes contra la secretaria de Salud, el Registro Demográfico y otras autoridades en la Isla para obtener el reconocimiento de su matrimonio oficiado en 2004 en Massachussetts. 
Pérez-Giménez evaluó que Obergefell v. Hodges sobre los matrimonios del mismo sexo “no incorpora el derecho fundamental en cuestión para Puerto Rico a través de la decimocuarta enmienda (la igual protección bajo las leyes”), ni invalidó el Artículo 68 (que define el matrimonio en el Código Civil de Puerto Rico)”.
Por esta razón, señaló, la decisión del Supremo estadounidense no es de aplicabilidad en la Isla.
La demandante anticipó que el caso regresará a apelación al Primer Circuito en Boston y aseguró que prevalecerá.