Gobernador exige que junta de control fiscal federal respete autonomía (semisquare-x3)
El gobernador puntualizó que no vislumbra que el Congreso apruebe un proyecto de ley que incluya una junta que transgreda los poderes democráticos del país. (Wanda Liz Vega Dávila)
Gurabo - El gobernador Alejandro García Padilla se reafirmó este viernes en que apoyaría una junta de control fiscal siempre y cuando respete la autonomía de Puerto Rico.
Sus expresiones surgen en el momento en que el liderato del Comité de Recursos Naturales de la Cámara federal trabaja en un borrador de legislación que recomienda la imposición de una nueva autoridad federal fiscal sobre la Isla, que podría estar listo la semana entrante. 
Según el primer mandatario el asunto de la reestructuración de la deuda del país ya no está en discusión y en esta etapa del proceso se debe estar atento al contendido de la medida que crea la junta de control fiscal y que será presentada ante el Congreso. 
“La atención hay que tenerla a la redacción de esa medida para que respete la autonomía de Puerto Rico y la forma republicana de gobierno que se nos exige tener, que es un mecanismo de separación de poderes. El ejemplo que le doy a los congresistas demócratas y republicanos, y coinciden, es que esa junta no debe tener capacidad para imponerle impuestos a la agente si no es electa. Los republicanos sobre todo están de acuerdo con eso”, comentó, durante una actividad para entregar un centenar de vehículos y motoras a la Policía. 
García Padilla, agregó que la junta tampoco debe tener la potestad para despedir personal gubernamental. 
El gobernador puntualizó que no vislumbra que el Congreso apruebe un proyecto de ley que incluya una junta que transgreda los poderes democráticos del país. 
También indicó que una vez se presente el proyecto, el País tendría que hacer causa común para que la legislación no exceda los poderes que Puerto Rico tiene que conservar. 
“Si lo hiciera (si transgrede los poderes que Puerto Rico tiene que conservar) hay que votarle en contra y hay que detenerla, yo no tengo la menor duda, tenemos que hacer causa común”, comentó el gobernador. 
El congresista republicano James Sensenbrenner viajó a la isla esta semana para decirle directamente al liderato político que la junta federal de control fiscal es ineludible y que sería necesaria una autoridad con fuertes poderes de supervisión, estados financieros auditados, un proceso voluntario de reestructuración de deuda y reformas del gobierno dirigidas hacia la responsabilidad fiscal.
“Necesitamos un proceso de reestructuración que sea abarcador, que nos permita atender el problema de forma comprensiva, si como condición para eso nos ponen una junta, que esa junta no vaya más lejos de lo que es razonable. Hay sectores en el Congreso, tanto en la Cámara como en el Senado, que se oponen a que haya una junta excesiva y hay sectores que lo favorecen”, sostuvo García Padilla.