Falta de pago forzaría a cerrar a un centro de terapias (semisquare-x3)
Según explicó Evelyn Trujillo, la situación de Teras se complica ya que tiene facturas sin entregar por problemas del sistema tecnológico de Educación. (Juan Luis Martínez Pérez)
En los últimos dos años y medio, Jamilette Ojeda ha visto a su hijo Jean Luis pasar de ser un niño que no hablaba y que apenas mantenía contacto visual a ser un estudiante atento, que no solo identifica los colores sin problemas sino que ya puede mantenerse sentado para completar las tareas escolares.
El cambio se lo atribuye a la serie de terapias que recibe en el Centro Teras en San Juan y que, a partir de mañana, quedarán suspendidas, ya que la institución no podrá continuar dando servicios a estudiantes de Educación Especial por la falta de pagos de parte del Gobierno.
“Mi esposo me preguntó, ¿qué vamos a hacer? De verdad que no sé, yo tengo fe que esto se va a solucionar”, expresó Ojeda.
El lunes, la junta de directores del Centro Teras determinó dejar de atender a alumnos de Educación Especial en sus tres centros después del 31 de marzo, ya que el Gobierno no le ha pagado desde junio, explicó la directora ejecutiva de la institución, Anitza Urquía. 
La deuda del Gobierno asciende a unos $500,000, estimó.
“¿Qué vamos a hacer? Nuestros niños no son prioridad ni para Educación ni para el Gobierno”, expresó Saret Mercado, madre de un adolescente que toma terapias en el Centro Teras en Camuy.