José Vargas Vidot (horizontal-x3)
José Vargas Vidot se prepara para obtener un escaño por acumulación en el Senado. (Archivo / GFR Media)
En medio del viacrucis que representó recoger suficientes endosos para lograr la certificación de su candidatura para legislador independiente, José A. Vargas Vidot sufrió un trastorno cardiovascular que lo llevó a guardar reposo por varias semanas y someterse a una dieta rigurosa.
Ya recuperado, y con la ayuda de un centenar de voluntarios, Vargas Vidot se prepara para obtener un escaño por acumulación en la Cámara Alta y convertirse en un senador comunitario, portavoz de los sectores excluidos de la sociedad.
Aún no tiene cuenta bancaria ni comité, tampoco cree en las campañas proselitistas. Por el contrario, el salubrista denomina el trabajo en agenda como “la anticampaña”, en la que su característica bandana blanca y negra, será el equivalente a una bandera. 
“La idea esta de hacer ruido, de dañar las paredes, de insistir todo el tiempo en vender una idea o una imagen, no tiene relación con la forma en que yo soy. Empecé a caminar hace más de 25 años por el País. Lograr un proselitismo político para mí no es una meta. Yo estoy convocando a que la gente crea en sí misma. Yo puedo ser quizás metafóricamente el ejemplo de lo que es una persona que cree en sí mismo. No tengo ninguna otra virtud, porque hasta feo soy, y gordo...”, declaró en entrevista con este medio.  
Durante el proceso para presentar endosos a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Vargas Vidot impugnó en los tribunales la constitucionalidad del Artículo 8.002 del Código Electoral. Amparados en esas disposiciones, la CEE le exigió 53,578 endosos para validar su candidatura. Eventualmente una jueza superior falló a su favor y determinó que debía someter la misma cantidad de endosos requerida a los candidatos a puestos electivos en los partidos políticos inscritos, solamente 3,000 endosos. 
Después de su triunfo en los tribunales, debidamente certificado como candidato independiente a senador, Vargas Vidot espera desarrollar su “anticampaña”, que surge de una estructura organizada de conversación con el público. “Es una estructura de pueblo en pueblo desarrollando una intervención que no sea con los que aplauden, sino con los que lloran, con los que están tristes y no han sido escuchados”, argumentó.
Dijo que este concepto fue originado por el pedagogo Paulo Freire y lo denominó círculos de discusión. En Puerto Rico, recordó que el concepto fue utilizado por Luis Muñoz Marín y Pedro Albizu Campos. “Mi idea es lograr llegar a los lugares donde se registra exclusión social, escuchar, recoger ese conversado importante y desde ahí hacer un planteamiento legislativo”, acentuó.
“La propuesta legislativa mía reside en desarrollar trabajadores de alcance comunitario, en hacer diagnóstico comunitario participativo y que las piezas legislativas que se radiquen no sean sorpresa, sino que puedan estar accesibles a la discusión reflexiva del pueblo, mucho antes de que se conviertan en un papel”, afirmó Vargas Vidot.
Iniciativa Comunitaria, proyecto que fundó en 1990 como una alternativa para combatir el VIH/SIDA, estará desvinculado de su aspiración electiva. Sin embargo, la filosofía y el modelo de peregrinaje comunitario de la organización, serán la base de su plataforma política legislativa. Si el pueblo lo favorece en las urnas en noviembre próximo, Vargas Vidot recalcó que continuará haciendo las rondas nocturnas para brindar ayuda a deambulantes y usuarios de drogas.
Adelantó que en las próximas semanas se nombrará un gerente general y un director ejecutivo para Iniciativa Comunitaria, de manera que él pueda dedicarse de lleno a su proceso eleccionario. “Yo quedaría como el principal director ejecutivo, sin un sueldo, pero con la responsabilidad de mantener, la filosofía, la visión y proyección de la organización y cambio la organización me brinda la oportunidad de mantener un oído en tierra”, detalló.
Explicó que la organización ha estado preparándose para una transición gerencial desde antes que decidiera entrar a la arena política. Subrayó, además, que la jerarquía horizontal de Iniciativa Comunitaria, permite que cada una de las 13 personas que dirigen sus programas, tengan la capacidad de trabajar con su presupuesto y operación filosófica, mediante una democracia participativa.  
En franca recuperación
En cuanto a su salud, contó que la pérdida de su madre -a quien describe como una guía en su vida-  y luego, la ausencia física de su padre, al igual que las pérdidas de vida de amistades, se sumaron a la merma de recursos económicos de Iniciativa Comunitaria. “Cuando empiezo en la parte operacional en CEE, los juicios y todas estas cosas, empiezo a descubrir la infamia del proceso democrático, la maldad, la maleficencia que hay envuelta en un sistema que niega y que no implica en una ética relacional. Todo eso se mezcló y me desestabilizó físicamente”, relató.  
Ya recuperado de ese difícil periodo, aseguró que ya completó los trámites que lo certifican como candidato independiente ante la Oficina del Contralor Electoral. Con la certificación, puede ahora abrir una cuenta bancaria, que en su caso sería en una cooperativa, y así recaudar algún dinero para encaminar su gestión de procurar apoyo de los electores.  La organización de su “anticampaña” se conocerá como “La Casa de la Puerta Grande”. 
“Esta es la estructura filosófica que invita a personas que coinciden en el amor al país, en que haya una representatividad de la comunidad, en que se atiendan las comunidades excluidas del pensamiento político”, abundó. 
Vargas Vidot sostuvo que los que podrían ser sus compañeros en la Asamblea Legislativa de 2017, “han caído en lo que mis estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) llaman la iliteracia política”. Añadió que los “políticos institucionalizados” han olvidado el valor espontáneo de una comunidad bien motivada.
Señaló que en su anticampaña tratará de que no haya clichés políticos. “Estamos tratando de evitar en todo nuestro discurso las palabras que estén relacionadas con partidos políticos, como comité, avanzada, tumbacocos”, sostuvo en tono pausado.  
“Este pensamiento no es mío nada más, sino que es también el de un grupo de personas que están a mi alrededor, que nos reunimos y hablamos todo el tiempo”, dijo para especificar que en el grupo de voluntarios hay residentes no sólo de San Juan sino de Añasco, Aguadilla, San Sebastián, Mayagüez, Ponce y Arecibo, entre otros municipios.
El grupo se comunica a través de las redes sociales y lo integran mayormente estudiantes universitarios y personas de la tercera edad, destacó el defensor de ciudadanos marginados que por años ha participado en jornadas misioneras en África y en países latinoamericanos.
Comentó que la recaudación de fondos se hará a través de páginas cibernéticas y destacó que su hashtag en Twitter es “AhoraNosTocaAlPueblo”.
Agregó que el emblema de su candidatura llevará las dos “v”, de su nombre y apellido, formando la monoestrellada, en blanco y negro. “Esa es una metáfora de lo que queremos hacer, que todo sea en blanco y negro, con transparencia”, acotó el candidato. Sin embargo, aseguró que a medida que vaya progresando su candidatura “la bandera va ir adquiriendo color”.