Garcia Padilla (horizontal-x3)
Desde el inicio, García Padilla se ha mantenido en contra de la creación de una junta fiscal federal ante la deuda pública de $70 mil millones. (Tony Zayas)
El gobernador Alejandro García Padilla dijo esta noche que de aprobarse el borrador de legislación del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de EE.UU. sin enmiendas, el cual propone otorgar a una junta federal de control fiscal poderes absolutos, sería  el "asesinato de la democracia puertorriqueña". 
La junta, que funcionaría por un mínimo de cinco años y tendría poderes por encima de la Constitución de Puerto Rico, estaría formada por cinco personas, todas nombradas por el presidente de Estados Unidos. Dos de los integrantes de la junta serían residentes de la Isla.
El gobernador de Puerto Rico y el secretario del Tesoro de Estados Unidos serían miembros de la junta, pero solo con derecho a voz, no a voto.
"El anteproyecto reconoce la necesidad de una reestructuración amplia y destaca la oportunidad para la misma. Ahora bien, ese poder de restructuración no sería oponible a los acreedores hasta que una junta federal lo determine.  De la manera propuesta resulta deshonroso y degradante.  A costa de más y mayores sacrificios de los puertorriqueños – en beneficio de nuestros acreedores – se lograría acceso a ese mecanismo de restructuración tan necesario.  Esa condición no es aceptable", reaccionó García Padilla en declaraciones escritas. 
Por medio del anteproyecto de ley,  el gobernador tendrá que someter a los miembros de la junta el presupuesto y sus planes fiscales. Cada tres meses deberá rendir informes sobre ingresos y gastos.
La junta tendrá absoluta discreción para determinar cuándo un presupuesto es aceptable.
"Confío en que, en lo que se refiere a la junta, la legislación que finalmente se apruebe diste considerablemente de la que se discute y reitero mi disponibilidad para continuar trabajando con el Congreso en lograr una solución bipartita que respete el derecho inalienable de los puertorriqueños a autogobernarse", agregó. 
García Padilla convocará esta semana una reunión con los candidatos a la gobernación de todos los partidos y otros sectores gubernamentales para presentar un frente unido en opisició a la junta que "priva al país de un gobierno propio". 
"En este momento histórico donde podría estar en riesgo a muy corto plazo la continuación de la provisión de servicios esenciales a nuestra gente, cualquiera que pretenda reducir este asunto a una mera discusión del estatus, exclusiva de la dinámica partidista, le hace daño al país y a sus posibilidades.  El anteproyecto debe verse solo como el acercamiento inicial del Congreso para cumplircon su compromiso de brindar a Puerto Rico una solución comprensiva a la situación fiscal", advirtió. 
Por su parte, el comisionado residente en Washinton, Pedro Pierluisi,  prevé que los poderes propuestos de la junta federal de control fiscal van a ser suavizados y que el próximo borrador de legislación así lo hará claro.