Juan Aubín Cruz Manzano (horizontal-x3)
Juan Aubín Cruz Manzano dijo que los créditos contributivos otorgados por Pridco a las fábricas en Manatí impactaron la capacidad de captación de ingresos municipales. (Archivo / GFR Media)
La situación deficitaria que enfrenta el municipio de Manatí se debe, en gran parte, a los créditos contributivos industriales otorgados por el gobierno central, aseguró hoy martes el alcalde Juan Aubín Cruz Manzano.
“Los créditos contributivos otorgados por las oficinas de decretos asignadas a la Pridco (Compañía de Desarrollo Industrial de Puerto Rico), por ejemplo a las fábricas, han impactado la capacidad de captación de ingresos a nuestras arcas y, por ende, de llevar estos créditos al presupuesto operacional”, argumentó el veterano alcalde a través de declaraciones escritas en reacción a un reportaje de Puerto Rico Decide 2016, que revela que el ayuntamiento opera con déficit y ha tenido un aumento en su deuda pública. 
Cruz Manzano dijo que, sin embargo, esta situación no ha generado falta de efectivo para la operación municipal.
Asimismo, el alcalde indicó que los libros reflejarán una disminución de $1 millón en el déficit del año 2014- 2015. Los estados financieros o ‘single audits’ de todos los municipios se producen con un año de retraso al año fiscal en curso. Para el año 2013-2014, el Municipio de Manatí tenía un déficit acumulado de $10.7 millones, según la Oficina del Contralor de Puerto Rico (OCPR).
Aunque inicialmente se había publicado de manera incorrecta que la deuda pública de Manatí sobrepasaba los $300 millones, luego se corrigió esa cifra, que para el año fiscal 2013-2014 fue de $59.8 millones. Al año siguiente, el endeudamiento alcanzó los $62 millones, según datos del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).
De igual forma, Cruz Manzano detalló que los $62.6 millones en contratos de construcción otorgados por su administración durante la pasada década fueron financiados mediante préstamos aprobados por el BGF “gracias a nuestro margen prestatario”. 
Mientras, señaló que los contratos por $624,000 con la Industria Lechera se adjudicaron para suplir a los centros Head Start ubicados en la municipalidad y que esos fondos provienen de asignaciones del gobierno de los Estados Unidos. También especificó que el contrato del Municipio de Manatí con el de Florida por $1.3 millones ha sido para el uso de su vertedero para el depósito de los desperdicios sólidos.