(horizontal-x3)
El congresista James Sensenbrenner se reunió ayer con el presidente de la Cámara, Jaime Perelló (izq.) y el presidente del Senado, Eduardo Bhatia (der.). (Teresa Canino)
En sus conversaciones en San Juan, el congresista James Sensenbrenner, enviado del presidente cameral Paul Ryan, confirmó a las autoridades localesa que cualquier nueva autoridad federal fiscal sobre Puerto Rico tendrá un fuerte control sobre la situación financiera aquí y estará encargada de promover una reestructuración limitada de la deuda pública fuera del código federal de bancarrotas.
No solo les advirtió, como se conocía ya, que está descartado el acceso de las empresas públicas al Capítulo 9 de la Ley de Quiebras de EE.UU., sino que la mayoría republicana de la Cámara de Representantes tampoco respaldará que el proceso de reestructuración que se le encargue a la junta de control fiscal sea uno abarcador, es decir que pueda alcanzar a las obligaciones generales del gobierno central.
Así lo dejaron saber ayer los presidentes del Senado, Eduardo Bhatia, y su homólogo cameral  Jaime Perelló, luego de sostener una reunión en el Capitolio con Sensenbrenner, el expresidente del Comité de lo Jurídico y decano de la delegación de Wisconsin,  a la que pertenece el speaker  Ryan.
"No van a dar el Capítulo 9 ni el 'Super Chapter 9 porque para ellos eso sería darnos un 'bailout', o sea un rescate, y eso le quita votos a ellos (para lograr legislación que atienda la crisis fiscal de Puerto Rico). Ellos lo que proponen es darle poder a la Junta de Control Fiscal para que sea la junta quien pueda reestructurar. Tenemos serias preocupaciones de cómo esa junta va a funcionar con relación a nuestra soberanía", dijo Perelló.
De inmediato, Bhatia puntualizó que Sensenbrenner "fue severo y advirtió que es esto (lo de la Junta de Control Fiscal) o no actuamos".
"Creo que nosotros fuimos severos también y le dijimos que si la legislación federal no contenía un mecanismo para reestructurar la deuda y un mecanismo de desarrollo económico al final puede ser que lo que aprueben resulte en complicar más las cosas. Fue una buena reunión de encuentro, pero no de consenso. Fue una reunión que puedo describir como la más práctica y realista que hemos tenido aunque hubo detalles que para mí no son agradables como que no haya un mecanismo para reestructurar la deuda y que no se incluya un mecanismo de desarrollo económico", señaló Bhatia.
El presidente del Senado destacó que le preocupa los poderes que el Congreso le conceda a la Junta de Control Fiscal tras señalar que podrían ser "excesivos". 
Así mismo, Bhatia se lo dejó saber a Sensenbrenner durante la reunión que se llevó a cabo en su oficina.
"Fuimos firmes y consistentes en que la posición de esta Legislatura es que necesitamos un mecanismo de reestructuración y un mecanismo de desarrollo económico. Él nos escuchó. Ahora hay que esperar por el lenguaje específico de la medida que para el 31 de marzo debe ya estar escrita y para el 10 de abril algo ya debe estar aprobado en la Cámara", resaltó Bhatia.
Sensenbrenner tuvo ayer una reunión con el gobernador Alejandro García Padilla en La Fortaleza, pero el ejecutivo, al igual que hizo el pasado viernes cuando lo visitó el congresista republicano Rob Bishop, tampoco habló tras el encuentro.
El martes, la presidenta del Partido Republicano en Puerto Rico y aspirante a la comisaría residente en Washington, D.C. por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Jenniffer González Colón, se reunió con Sensenbrenner, siendo la primera funcionaria del gobierno que tuvo un intercambio de ideas con el enviado de Ryan.
No hay vara mágica.  El congresista de Wisconsin aseguró ayer a El Nuevo Día, tras salir de su reunión con el gobernador en La Fortaleza, que la Cámara baja busca una solución para la crisis fiscal de Puerto Rico pero no existe una vara mágica que ayude a resolver todos los problemas que señaló se han acumulado por años.
"Queremos que algo se haga y queremos que lo que se haga sea efectivo y permita el crecimiento económico de la Isla. Si Puerto Rico está fuerte, eso fortalece a América (E.E.U.U.). Puerto Rico, debido a numerosas razones está sufriendo  y debido a lo que ha pasado con los años no se va a resolver con una vara mágica. La reestructuración de la deuda trae litigaciones sin fin y costosas. Estamos preocupados por las finanzas de la Isla y sabemos que una legislación es necesaria", dijo Sensenbrenner.