(horizontal-x3)
Al PPT, al igual que al PIP y los candidatos independientes, se le hace más difícil recaudar dinero que al PPD y PNP, lo que dificulta su acceso al Fondo Especial para Financiamiento de Campañas Electorales. (Archivo / GFR Media)
Al Partido del Pueblo Trabajador (PPT) se le hará “cuesta arriba” recaudar los $250,000 que le darían acceso a $1 millón del Fondo Especial para Financiamiento de Campañas Electorales; un pote que se activa el próximo 1 de julio, al inicio del año fiscal, y que los candidatos a la gobernación utilizan, sobre todo, para costear gastos de publicidad.
Esta situación coloca al PPT en desventaja frente a las colectividades grandes –Partido Popular Democrático (PPD) y Partido Nuevo Progresista (PNP)–, que a esta fecha lucen encaminadas a recaudar, incluso, los $5 millones que les darían acceso a otros $5 millones del Fondo Especial.
Al Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), otro de los llamados minoritarios, también se le está haciendo difícil recaudar dinero, pero sus directivos confían en llegar a los $250,000 y, por ende, obtener $1 millón del Fondo Especial.
Por su parte, el candidato independiente a la gobernación Manuel Cidre y la aspirante independiente Alexandra Lúgaro señalaron que no recurrirán al Fondo Especial para financiar sus campañas.
“Dependemos de las aportaciones pequeñas. Los que contribuyen al PPT no son los grandes empresarios ni los ricos del País, sino los trabajadores que no tienen mucho dinero”, dijo a este diario el candidato a la gobernación por ese partido, Rafael Bernabe.
“Si recoger $100,000 antes del pasado 31 de diciembre para tener acceso al Fondo Electoral fue difícil, llegar a $250,000 es mucho más difícil. Esperamos que de aquí a verano recojamos mucho más, pero es cuesta arriba”, agregó.
HABLAN LAS CIFRAS. Hasta ayer, el PPT había reportado ante la Oficina del Contralor Electoral  ingresos por $151,035.62 y gastos por $100,573.09. El balance neto del PPT es  $47,341.07, pues inició el cuatrienio con déficit de $3,121.46 en el banco.
El PPD, por su parte, había reportado ingresos por $1,037,546.84 y gastos por $1,306,894.73. El balance neto del PPD es negativo  $225,320.60, pues inició el cuatrienio con $44,027.29 en el banco.  El candidato a la gobernación, David Bernier, tenía ingresos por $274,534.93 y gastos por $39,697.55, para un balance neto de $234,837.38.
Mientras, el PNP había reportado ingresos por $1,370,972.17 y gastos por $1,650,079.95. El  balance neto del PNP es negativo  $107,602.99, pues inició el cuatrienio con $171,504.79 en el banco. El precandidato a la gobernación Pedro Pierluisi tenía ingresos por $1,344,115.36 y gastos por $892,658.66, para un balance neto de $451,456.70. El también precandidato a la gobernación Ricardo Rosselló tenía ingresos por $2,010,440.66 y gastos por $1,618,113.15, para un balance neto de $392,327.51. 
ENMIENDAS. En 2014, la Legislatura aprobó enmiendas a la  Ley 222-2011, conocida como Ley para la Fiscalización del Financiamiento de Campañas Políticas en Puerto Rico, estableciendo las dos opciones que tienen los partidos y candidatos para tener acceso al Fondo Especial.  
El contralor electoral, Manuel Torres, explicó que la primera de esas opciones les permite a los partidos y candidatos acogerse al sistema de pareo uno a uno (1:1). Pueden recaudar hasta   $5 millones, recibiendo en pareo otros $5 millones en fondos públicos, para un total de $10 millones.
La segunda opción, abundó, permite que las colectividades y candidatos se acojan al llamado Fondo Especial Voluntario, cuyo sistema de pareo es cuatro a uno (4:1). Pueden recaudar hasta $250,000, recibiendo en pareo $1 millón en fondos públicos, para un total de $1.25 millones.
“Los partidos pequeños pueden acogerse a la opción de los $5 millones, pero solo se les parea uno a uno. Por lo tanto, es más favorable que se acojan al Fondo Especial Voluntario. Esto aplica tanto a los partidos como a los candidatos independientes certificados por la Comisión Estatal de Elecciones (CEE)”, indicó.
La  Ley 222-2011 dispone que los  partidos  y candidatos están facultados para recaudar fondos desde el 1 de enero después de las elecciones generales. El dinero recaudado podrá depositarse en el Fondo Especial a partir del 1 de julio del año eleccionario. El pote lo controlará el Departamento de Hacienda, que se encargará de hacer el pareo, siempre y cuando la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) lo haya incluido  en las partidas del año fiscal. Se podrá recaudar dinero hasta el día antes de las elecciones. 
Torres estimó que si los cuatro partidos y dos candidatos independientes aspiraran al Fondo Especial, la OGP tendría que presupuestar hasta $14 millones para que Hacienda pueda hacer el pareo.
Al cierre de esta edición, el director ejecutivo de la OGP, Luis Cruz, no estuvo disponible para entrevista.
“NO NOS DESMORALIZA”. Bernabe, Cidre, Lúgaro y el comisionado electoral del PIP, Roberto Iván Aponte, coincidieron en que las enmiendas de 2014 a la Ley 222-2011 fueron una maniobra de los partidos grandes para obstaculizar las aspiraciones de las colectividades pequeñas o emergentes y las candidaturas independientes.
“Esa legislación se aprobó para que los partidos nuevos tengan poco o nada de dinero y no puedan competir de forma justa contra el PPD y  PNP. Pero eso a nosotros, por más terrible que sea, no nos desmoraliza. Sabemos que la lucha por el cambio social es difícil y siempre nos van a poner obstáculos”, dijo Bernabe.
Aponte, por su parte, tildó de injusta la forma en que la Ley 222-2011 “beneficia” a los partidos grandes.
“Nosotros no podemos optar por los $5 millones, lo que implica una campaña desigual frente al PPD y  PNP. Pero esas son las reglas del juego y nosotros no respondemos a los grandes intereses. Uno va levantando (dinero) poco a poco, con actividades relativamente sencillas, en comparación con los números que los otros partidos levantan en una sola noche”, expuso Aponte.
Hasta ayer, el PIP había reportado ingresos de $496,374.25 y gastos por $473,038.94. El balance neto del PIP es   $199,029.93, pues inició el cuatrienio con $175,694.62 en el banco. La candidata a la gobernación por la colectividad, María de Lourdes Santiago, tenía ingresos por $7,281.89 y gastos por $4,158.83, para un balance neto de $3,123.06.
 “Me parece que vamos a estar encaminados a los $250,000, aun con la difícil situación económica que vive el País. El PIP es un partido precavido y cauteloso en gastar dinero”, añadió Aponte, quien destacó que antes de la firma de la Ley 222-2011, todos los partidos recibían la misma cantidad de fondos públicos para el financiamiento de sus campañas.
 “FALTA DE RESPETO”. De otra parte, Cidre y Lúgaro manifestaron que no recurrirán al Fondo Especial, pues hacerlo supondría un despilfarro de dinero en momentos de crisis.
 “Cuando presenté mi candidatura en noviembre establecí cinco reglas básicas de campaña, siendo una de ellas que me atemperaría a la realidad económica de Puerto Rico. Por lo tanto, es una falta de respeto de todos manejar una campaña con millones de fondos públicos, en un país que no paga reintegros, no puede cumplir con su deuda y no atiende a sus pensionados”, manifestó Cidre, quien se expresó en contra de las “campañas subsidiadas”.  
Ese tipo de campaña, agregó, se presta para que “muchas personas” puedan perpetuar partidos recibiendo una dádiva gubernamental a cambio de un pareo.
“Pero no es menos cierto que al PPD, PNP y PIP se les hace más fácil recaudar fondos para el pareo, en comparación con partidos como el PPT y las candidaturas independientes”, aseveró Cidre.
Lúgaro, en tanto, comentó que aunque favorece el financiamiento público de las campañas, “no voy a estar usando” el Fondo Especial. 
“Aspiro a que cada candidato reciba una cantidad ínfima de base para promover sus propuestas. Pero, en un momento de crisis económica, es abusivo y vergonzoso que los partidos  estén obteniendo millones de dólares en fondos públicos para gastarlo en basura electoral”, dijo Lúgaro, quien hasta anteayer estaba a 237 endosos de lograr la certificación de la CEE como candidata independiente a la gobernación.
 Lúgaro indicó que en las próximas semanas intensificará sus esfuerzos de recaudación de fondos; dinero con el que cubrirá los gastos de promoción de su plataforma de gobierno.
“No estaré gastando en medios de comunicación masiva, a menos que sea invitada de forma gratuita. Lo recaudado será para (hacer) vídeos educativos, promover la educación y movilización de electores, y estrategias de campañas de comunicaciones”, puntualizó la aspirante.