Ernesto R. Jiménez Candelario (semisquare-x3)
Ernesto R. Jiménez Candelario enfrenta cargos por asesinato, violación a la Ley de Armas, secuestro y destrucción de pruebas. (Archivo / GFR Media)
La Policía mantiene la búsqueda del prófugo Ernesto R. Jiménez Candelario, acusado en septiembre del año pasado por los delitos de asesinato y secuestro.
A Jiménez Candelario las autoridades lo implican en un rapto en Bayamón que culminó con un asesinato en Toa Alta.
Jiménez Candelario enfrenta cargos por asesinato, violación a la Ley de Armas, secuestro y destrucción de pruebas con fianza de $600,000 fijada por la jueza Lorraine Biaggi, indicó la Policía. 
Se desprende de la investigación de las autoridades que en la noche del 11 de septiembre Roberto C. Feliciano Gracia fue secuestrado por el imputado y por José Jiménez Candelario y Luis E. Erazo ya acusados por los mismos delitos.
El secuestro ocurrió en el condominio Los Jennys, en Bayamón. De ese lugar partieron a bordo de una guagua Jeep Cherokee hasta el barrio Piñas de Toa Alta, donde ejecutaron a Feliciano Gracia.
El crimen ha sido vinculado al trasiego ilegal de drogas.
La Policía dijo que si algún ciudadano tiene información sobre el paradero de Jiménez Candelario se puede comunicar con el 787-793-0457 o al 787-343-2020.
Arrestan pareja sospechosa de balear conductor en intento de carjacking
Una pareja sospechosa de intentar perpetrar un carjacking en el que un ciudadano resultó herido en Guaynabo fue entregada por agentes municipales de ese pueblo a personal del Negociado Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés).
El sargento Neftalí Rodríguez, de la División de Robos de Bayamón, explicó que un hombre de 34 y una joven 21 fueron detenidos tras una breve persecución policiaca.
El arresto ocurrió luego de que un ciudadano fue herido de bala durante un intento infructuoso por robarle su auto frente a una farmacia en el caso urbano de Guaynabo.
La pareja detenida tiene domicilio en el residencial Brisas de Bayamón y se le ocupó el arma que el hombre presuntamente utilizó para herir de bala a César Posada García, quien se disponía a estacionar su carro Toyota Prius cuando fue víctima del intento de robo. 
Posada García recibió heridas de bala en el pecho y el brazo derecho. 
El conductor permanece hospitalizado en condición de cuidado en Centro Médico de Río Piedras.