(horizontal-x3)
González Nieves reconoció que la manera en que se informó la cancelación del plan de retiro dejó un mal sabor entre los maestros y maestras del sistema de enseñanza católico. (Vanessa Serra Diaz)
El Plan de Pensiones de las Escuelas Católicas de la Arquidiócesis de San Juan trabaja en una propuesta para atender la situación de los maestros activos, que perdieron su retiro debido a la insolvencia.
Así lo adelantó a este medio el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves.
“Entiendo que la cosa dependía de que se tenía que liquidar el plan antes de junio. Había un tiempo requerido para informar, para evitar que colapsara. Si el plan hubiese colapsado, entonces no hubiera habido una división del sobrante entre todos los (maestros) que están actualmente jubilados”, apuntó el prelado sobre la noticia que tomó por sorpresa a los maestros y maestras de este sistema de educación privado.
“Los (maestros) que están actualmente trabajando, que no se han jubilado, estamos trabajando para crear un fondo de ayuda para de alguna manera recompensar, pero todavía no creo que hasta finales de mayo o junio podremos hablar oficialmente, públicamente, sobre ese fondo, hasta no saber qué cantidad de dinero se podrá ubicar en ese fondo”, agregó.
Recientemente, el Plan de Pensiones envió una carta a los maestros de las escuelas de la Arquidiócesis de San Juan en la cual informó la cancelación del retiro debido a una situación deficitaria provocada porque el pago de las pensiones supera los ingresos de las aportaciones de los patronos o escuelas que participan del programa de retiro. La misiva también consignó que el último pago de pensión se realizará en junio de 2016 y que los activos remanentes “se repartirán mayormente entre ustedes según lo que estipula el Documento del Plan y la distribución preparada por actuario”.
El religioso aclaró que el Plan de Pensiones está adscrito a la Superintendencia de Escuelas Católicas y que él no forma parte de la Junta de Directores de Pensiones. Tampoco recibe las minutas o comunicaciones del cuerpo rector del programa de retiro.
“No deja de ser una noticia muy trágica, muy dolorosa, muy difícil de entender”, apuntó la tarde del viernes al concluir la Liturgia de las Siete Palabras.
Pese a que se distanció del proceso, González Nieves reconoció que la manera en que se informó la cancelación del plan de retiro dejó un mal sabor entre los maestros y maestras del sistema de enseñanza católico.
“Es una posible interpretación (que la gente piense que la Iglesia predica una cosa y practica otra), pero les pido que no piensen eso”, indicó.
“Por ejemplo, cuando se firmó el plan en el 1979 se suponía que no hicieran desembolsos durante los primeros 10 años para crear un fondo dotal, pero empezaron inmediatamente a desembolsar. Es decir, pienso yo que por razones de caridad empezaron a desembolsar inmediatamente, entonces ya desde el mero principio del mismo plan se fue desnutriendo”, añadió el monseñor.
Señaló también que en conversaciones futuras con los maestros se podría informar con mayor detalle las razones que llevaron al plan a quedarse sin dinero.
¿Está la arquidiócesis lista para enfrentar una demanda donde se reclame la pensión como un derecho adquirido?, preguntó este medio.
“Sería al Plan como tal... Yo pienso que la Junta habrá dialogado eso. Como dije, yo no pertenezco a la Junta”, puntualizó el líder religioso.