Pedro Pierluisi (horizontal-x3)
Pedro Pierluisi, al centro, en reunión con el congresista James Sensenbrenner y el portavoz del PNP en el Senado, Larry Seilhamer. (Suministrada)
Orlando, Florida-  En momentos en que trabaja en un borrador de legislación que recomienda imponer una nueva autoridad federal fiscal sobre la Isla, el liderato del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal utilizó su cuenta de Twitter para explicar sus planes.
Tras el speaker Paul Ryan enviar esta semana a San Juan al congresista republicano James Sensenbrenner a decirle directamente al liderato político de la Isla que la junta federal de control fiscal es ineludible, la jefatura del Comité mantuvo que tienen la ruta diseñada: una autoridad con fuertes poderes de supervisión, estados financieros auditados, un proceso voluntario de reestructuración de deuda y reformas del gobierno dirigidas hacia la responsabilidad fiscal.
La apuesta del liderato republicano es que por medio de la junta se logre restablecer la confianza de los mercados financieros, y promover "estabilidad y prosperidad económica" a largo plazo, señalan.
"Apenas a flote con una deuda de $70,000 millones, el camino hacia la estabilidad económica a largo plazo de #Puerto Rico es claro", indica el tuit del Comité de Recursos Naturales, que intenta circular la semana próxima un borrador de legislación que quisieran llevar a votación en abril.
Lograr consenso en el Congreso, sin embargo, es mucho más complicado que aprobar una medida en el Comité de Recursos Naturales o en el pleno de la Cámara de Representantes.
Por ejemplo, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, ha advertido que si la medida no impulsa un proceso adecuado para reestructurar una porción significativa de la deuda pública e interfiere con los procesos legislativos en la Isla, está seguro de que los demócratas del Senado la frenarán.
Si eso ocurre, el proceso volverá a las manos del presidente Barack Obama.