Ambientalistas proclaman solar playero como reserva natural (horizontal-x3)
La coalición "Playas Pa’l Pueblo" y “Amigos del Mar” exhortaron al gobierno a iniciar el procedimiento para declarar como una reserva las cerca de cinco cuerdas que ellos ocupan hace 11 años. (Archivo / GFR Media)
Al conmemorar los 11 años de la ocupación de unas cinco cuerdas de terreno aledañas al hotel Courtyard by Marriott, en Isla Verde, las organizaciones “Playas Pa’l Pueblo” y “Amigos del Mar” proclamaron este miércoles el área como la Reserva Natural Bosque Costero de Carolina.
Según fotos mostradas por las organizaciones ecologistas, cuando el 12 de marzo de 2005 ocuparon ese terreno, que también colinda con el Balneario de Isla Verde, solo quedaba un árbol a salvo en esos predios, donde la empresa administradora del hotel, CH Properties, se disponía a establecer un estacionamiento. 
Al presente, 11 años después, la zona ha sido reforestada por los manifestantes que sembraron árboles endémicos, frutales, de especies amenazadas o propios de la costa, destacaron portavoces al resaltar también que su iniciativa ha provocado que animales como el cangrejo rojo y diversas aves regresen a su hábitat. 
“Esta es una proclama de diferentes organizaciones ambientalistas que reconocen el valor de estas cinco cuerdas de playa”, afirmó Ariel Hernández Santana, portavoz de “Playas Pa’l Pueblo”, durante una conferencia de prensa realizada en el campamento. 
Las cinco cuerdas que ahora están reforestadas están en disputa judicial entre el Municipio de Carolina y la administración del hotel, ya que existe un contrato entre las partes que no se ha cumplido por la presencia de los manifestantes. 
El caso está ante el Tribunal de Apelaciones. El ayuntamiento ha solicitado una revisión de una orden para que procedan a desalojar el campamento para que CH Properties pueda utilizar el solar como área de estacionamiento o para otros desarrollos. El Municipio de Carolina plantea que son los alguaciles quienes deben sacar a los activistas.
Mientras la disputa legal sigue su curso en los tribunales, el liderato de las organizaciones mencionadas emplazó al alcalde de Carolina, José Aponte Dalmau, al gobernador Alejandro García Padilla, así como a los legisladores del Partido Popular Democrático (PPD) a impulsar una legislación para que la zona sea designada por ley como una reserva natural. 
De hecho, la declaración hecha este miércoles por los manifestantes de convertir las tierras en la Reserva Natural Bosque Costero de Carolina establece en uno de sus por tanto que “la Coalición Playas Pa’l Pueblo exhorta al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), a la Asamblea Legislativa y al gobernador de Puerto Rico a iniciar el procedimiento específico para darle corrección oficial a nuestra decisión de pueblo”.
La portavoz de "Amigos del Mar", Vanessa Uriarte, mientras, explicó que decidieron aprobar esta “Resolución de pueblo” para decretar que la zona es una reserva natural como método de presión para que los políticos y el gobierno escuchen su clamor para proteger esas tierras.
“Esperamos que esta acción acelere y podamos lograr lo que queremos, que es preservar el espacio”, dijo. 
La joven destacó que las tierras deben ser protegidas, ya que todos los años anidan allí sobre 12 tinglares. Esta tortuga está en peligro de extinción. 
Sin embargo, destacaron que los tinglares no son los únicos animales que acuden al lugar. La educadora ambiental Eliza Sánchez señaló que ahora habitan allí aves como la tórtola aliblanca, la reina galana, la reina mora y la candelita norteña, entre otras. 
Indicó que también han crecido árboles de Matabuey, que es endémico de la isla municipio de Vieques, y la Cobana Negra, que es una especie de árbol amenazada. 
En un listado suministrado por los ambientalistas documentan que en el lugar han crecido árboles como roble nativo, ceiba, almendro, pajuil, uva de playa, almácigo, quenepa, limón, papaya, tamarindo y guayaba, entre otros. 
“La naturaleza se ha restaurado. Este lugar es el único predio en el área metro cinco cuerdas continuas de vegetación en la zona costera”, expuso Sánchez.
Los manifestantes coincidieron que si el municipio carolinense sigue con la insistencia que sacarlos de los terrenos, resistirán y protegerán la naturaleza y el derecho al pueblo a tener libre acceso a la playa. 
“Si lo quien convertir en otro Vieques, lo vamos a convertir en otros Vieques, pero lo vamos a mantener para el pueblo”, sentenció, por su parte, el activista Alberto de Jesús, mejor conocido como Tito Kayak, al hacer referencia a la lucha que llevó el pueblo para lograr la salida de la Marina de Guerra de los Estados Unidos. 
Por otro lado, Uriarte indicó que para conmemorar los 11 años de ocupación, este próximo sábado, a las 11:00 a.m., inaugurarán formalmente la Reserva Natural Bosque Costero de Carolina. Además del tradicional corte de cinta, se ofrecerán talleres educativos y un recorrido por las veredas que han diseñado en ese solar.
“Es importante celebrar estos 11 años porque son 11 años de victoria. Hemos logrado devolverle al país un pedazo de lo que le han robado”, afirmó la joven activista.