(horizontal-x3)
Las personas estaban a bordo de un barco de madera que chocó contra una roca. (GFR Media)
Tres tripulantes de un bote de madera que comenzó a hundirse tras chocar contra una roca fueron rescatados ayer por la noche por oficiales de la Guardia Costera de Estados Unidos.
Se informó que un helicóptero de la Guardia Costera y la unidad marítima de la Policía de Puerto Rico, cercana a la costa de Fajardo, trabajaron en la operación.
Los tres hombres se vieron forzados a abandonar el bote, de 18 pies, luego de que impactara una roca y comenzara a llenarse de agua. Todos usaban salvavidas y lograron llegar a un coral cercano, donde esperaron a ser rescatados.
“Estos hombres claramente fueron preparados para lidiar con un escenario adverso y prepararse. Eso definitivamente les salvó sus vidas. Estar adecuadamente equipados con luces de bengala, salvavidas y radio de comunicaciones hicieron que fueran localizados fácilmente y permitieron realizar el rescate de forma eficiente”, indicó en comunicado de prensa el comandante del helicóptero MH-65D, J.R. Carrillo.
Vigilantes de la Guardia Costera en San Juan recibieron la llamada del padre de uno de los afectados para reportar el incidente, luego de que su hijo lo llamara por teléfono celular y le notificara lo que estaba ocurriendo. También fue reportado al Sistema de Emergencias 9-1-1, de alguien que notificó ver cinco señales de luces de bengala cerca de Palomino.
Los agentes de la Policía de Puerto Rico llegaron a la escena y los localizaron, pero las condiciones del mar no les permitían rescatarlos. Se mantuvieron vigilándolos hasta que llegó el helicóptero de la Guardia Costera y fueron transportados hasta el aeropuerto José Aponte de la Torre, en Ceiba, donde personal de emergencias médicas los atendieron, pero estaban bien de salud.
La Guardia Costera recordó que el Servicio Nacional de Meteorología mantiene en efecto un aviso de corrientes submarinas y de condiciones adversas para bañistas y pequeñas embarcaciones en aguas del Atlántico.