Representantes Jenniffer González y Luisa 'Piti' Gándara (semisquare-x3)
La representante Jenniffer González fue una de los tres legisladores novoprogresistas que votaron en contra de la medida. (Xavier J. Araújo Berríos)
La Cámara de Representantes aprobó hoy, lunes, un proyecto para que los ciudadanos voluntariamente acepten que el dinero del reintegro por concepto de su contribución sobre ingresos se les acredite para bienes y servicios en agencias del gobierno e incluso para el pago de multas estatales.
El Proyecto de la Cámara 2752 enmienda la Ley 1-2011, conocida como "Código de Rentas Internas para un nuevo Puerto Rico" para establecer un crédito voluntario sobre los pagos de contribuciones retenidos en exceso.
La medida fue aprobada con 44 votos a favor y tres en contra durante el primer día de labor legislativa tras el receso navideño.
Según la enmienda aprobada, "cuando se haya hecho un pago en exceso de cualquier contribución impuesta por los subtítulos A y B de este Código, el contribuyente podrá solicitar en su planilla de contribución sobre ingresos, que el pago en exceso no se le reintegre y en su lugar se le considere como crédito para el pago de los servicios y bienes gubernamentales, enumerados en este sub inciso".
La medida, presentada en noviembre pasado por los representantes Charlie Hernández y Rafael "Tatito" Hernández, detalla que el crédito puede utilizarse en los departamentos de Hacienda, de Estado, Transportación y Obras Públicas, de Salud, de Asuntos del Consumidor, de Recursos Naturales y Ambientales, del Trabajo y Recursos Humanos, así como en el Cuerpo de Bomberos, la Oficina de Gerencia y Presupuesto o el Centro de Recaudación de Ingresos Municipales.
"El Estado Libre Asociado como proveedor de servicios públicos realiza un sinnúmero de gestiones que requieren tanto el pago de derechos arancelarios como el pago de cuotas, licencias, permisos y otros asuntos, como el cobro de multas o infracciones. Para el ciudadano, en especial aquellos profesionales y comerciantes que dependen de estos permisos o licencias, en ocasiones, les puede resultar difícil las anualidades de todos esos derechos arancelarios o licencias... En ese sentido sería beneficioso para la ciudadanía que tuviera disponible esos fondos mediante el monto del reintegro que el Estado autorizó. Más aun, son muchos los puertorriqueños que utilizan el reintegro de las contribuciones sobre ingresos para realizar los pagos de su marbete, pago de multas o infracciones, o renovación de licencia", lee el informe sobre la medida que pasa ahora a la consideración del Senado.
Durante el primer día de la Séptima Sesión Ordinaria de la Cámara de Representantes, legisladores novoprogresistas se opusieron al proyecto tal como fue sometido. Los representantes estadistas propusieron enmiendas que fueron acogidas. Uno de los cambios fue a los fines de que aplique a los reintegros que se adeudan de 2014 y que, en la medida posible, Hacienda “digitalice los créditos”.
Los autores del proyecto reiteraron que el proceso propuesto es voluntario. Aclararon que no se puede incluir deudas con corporaciones públicas, como la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) por tener cuentas bancarias separadas.
"La medida es muy simple y busca hacerle justicia al ciudadano. No hay justificación para hacerlo esperar para esperar su reintegro mientras hace otros pagos. Enfatizo que la medida es voluntaria y el ciudadano que quiera esperar su reintegro, no marca el encasillado en la planilla y no habrá de someterse al programa de crédito... Esto crea un espacio de justicia para el contribuyente puertorriqueño", manifestó Hernández, quien explicó que el ciudadano recibe un documento con el crédito.
Sobre la oposición a la medida expresada por el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, opinó que erró y lamentó sus declaraciones. "Qué pena porque uno pensaría que un presidente legislativo lo leyera antes de opinar. Sé que fue un error inocente, así que lo disculpo", agregó.
Los representantes Georgie Navarro Suárez, Jenniffer González y Ricardo Llerandi Cruz se opusieron en un principio al proyecto por entender que "el gobierno está manipulando otra vez quedarse con su dinero". Además, argumentaron que el sistema computarizado de las agencias estatales no es confiable. Criticaron también que no se llevaran a cabo vistas públicas para discutir de forma ponderada la medida.’
La Cámara de Representantes recesó sus trabajos pasadas las 6:30 p.m.