coronel Hernández (horizontal-x3)
La coronel Hernández dijo que el pasado viernes, alertaron a los policías que participarán de un adiestramiento, sobre la posibilidad de enfrentar problemas con el suministro de alimentos. (Archivo)
Los 532 oficiales que pasaron el examen de ascenso a sargento por poco se quedan sin comida luego que la Academia de la Policía tuviera problemas con la aprobación de unas compras de alimentos ante la falta de pago a los suplidores por parte del Gobierno.
En una grabación publicada en las redes sociales  tomada durante una reunión entre los agentes y la superintendente auxiliar de la Academia de la Policía, la coronel  Michelle Hernández,  la oficial les advertía sobre la posibilidad de que no tuvieran qué comer mañana, día en que el grupo   comienza un entrenamiento de tres semanas con motivo de su preparación para un posible ascenso. 
“Algunos de ustedes que me conocen saben que a mi me gusta la transparencia y yo no voy con cuentos. En estos momentos, ahora viernes,  las órdenes de compra en el cuartel general (Hato Rey) no se han ejecutado. Eso quiere decir que usted tiene que venir preparado el martes”, se escuchó decir a Hernández en el sonido.
 “Yo les tengo que decir a ustedes la situación en estos minutos para que el martes no haya sorpresas... y si usted no quiere salir, usted se trae su ‘sandwichito’, lo que sea y seguimos andando”, agrega la oficial en la grabación, en la que acto seguido dice que no revela la información para salir de la reunión “en chisme”.
Acto seguido,  Hernández hace referencia a un árbol de flamboyán que hay en el área y a la posibilidad de conseguir hamacas.
“¿No tienen sentido del humor, qué pasa?”, cuestionó Hernández generando la risa de los presentes.  
 La coronel confirmó que la grabación es de una reunión que sostuvo con los policías a eso de las 2:00 p.m.  
Explicó que  ese mismo día, pasada las 5:00 p.m., se aprobaron cuatro de las órdenes  sometidas para la compra de alimentos que los suplidores deben entregar hoy.  
Aseguró que no ha habido escasez de alimentos para las  poblaciones dentro de la Academia, incluyendo a los  105 cadetes que se gradúan en marzo. entrante.
 Esas compras de alimentos, alegó, ya estaban contempladas,   contrario a los suministros adicionales para los oficiales que pasaron el examen de ascenso en diciembre. 
“Los cadetes están con nosotros desde agosto y no se han visto afectados”, señaló, al sostener que las compras que no habían sido aprobadas eran las que contemplaban los suministros  para los 532 agentes. 
Dijo que la mayor parte del  grupo de oficiales en adiestramiento serán estudiantes transitorios, pero una porción que vive en puntos lejanos de la Isla ha pedido pernoctar en las instalaciones en Gurabo, durante las tres semanas, lo que hubiera creado una crisis mayor, ya que a este grupo se le suplen las tres comidas.  
 “Era una preocupación de dejarle saber la situación... uno tiene que ser sincero con la gente, porque sino imagínese. La preocupación no es que vayan a morir de hambre, sino que a lo mejor teníamos que buscar alternativas”, señaló a El Nuevo Día.
 Hernández no pudo precisar a cuánto asciende la deuda con los suplidores porque es un trámite que le corresponde al Departamento de Hacienda.
 Los 532 oficiales forman parte de los más de 800 agentes que pasaron los exámenes de ascenso, paso que está condicionado a la aprobación de exámenes adicionales.
“Este adiestramiento es la primera vez que se da tan extenso y bajo los estándares del acuerdos federal, unos parámetros bien estrictos”, apuntó.
      Las tres semanas de adiestramiento incluyen 40 horas de supervisión y liderazgo, 40 horas  para aprender a   manjar una crisis y mediación de conflictos, un curso de 16 horas de derechos civiles y ética policial y una prueba de eficiencia física; otras  40 horas  están relacionas con las políticas aprobadas por  el Departamento de Justicia federal y aplicables a nivel estatal, como el uso de la fuerza.
 En agenda está, además,  un taller sobre el manejo de un incidente violento en curso (“active shooter”),  que se coordina con una organización en los Estados Unidos, indicó  Hernández.